Psicología

Inicio Psicología de Niños Bienvenidos al maravilloso mundo de los cuentos

Bienvenidos al maravilloso mundo de los cuentos

Publicado por María Gómez

 Hoy nos ocupamos de dar a conocer los enormes beneficios que se derivan de las actividades que rodean a los cuentos. Tanto en el ámbito educativo como en el familiar, su relevancia es primordial.

Por un lado, impulsa la imaginación puesto que el niño debe ir componiendo una imagen mental del relato. Es un gran aliado de la memoria ya que, escuchar o leer varias veces un cuento, permite recordar la historia, convirtiéndose así en un ejercicio de memoria a practicar desde edades tempranas . Además, favorece el desarrollo del lenguaje gracias a la adquisición de nuevo vocabulario y de expresiones. Al tratarse de un elemento altamente motivador para los niños, su nivel de atención suele ser suficiente para que se produzcan ciertos aprendizajes. Muy ligada a esta característica, nos encontramos con que escuchar cuentos, ver cómo los cuentan, provocan una reacción inconsciente de atracción hacia la lectura en cuanto se convierten en lectores capacitados. No obstante, es conveniente que se les cuenten cuentos aunque todavía no sepan leer. Hay que cuidar los aspectos paralingüísticos a la hora de contar cuentos: la entonación, las pausas, el tono de voz, etc. A partir de los 18 meses, suelen disfrutar con cuentos cortos y sencillos.

narrative-794978_1280

Cuando un padre o una madre cuentan un cuento a sus hijos, se establece una conexión especial. Ambos de adentran juntos en un universo de fantasía concreto en un momento concreto. Por tanto, se convierte en un episodio único y mágico que refuerza los vínculos de apego y cariño. Al significar una dedicación exclusiva, el niño se sentirá amado y colmado de atención, sobre todo si es al final del día antes de acostarse. Son de sobra conocidas los efectos relajantes para ayudar a los niños a conciliar el sueño.

A nivel moral, es un recurso de inestimable valor. Inculca a los más pequeños la idea de que los “buenos”son los que salen victoriosos a pesar de las dificultades, promoviendo actitudes en este sentido. Incluso, son tremendamente eficaces para ejemplificar situaciones que el niño puede encontrar a lo largo de la vida, por lo que favorece la empatía cuando el niño se pone en el lugar del protagonista de una aventura, impulsa el reconocimiento de emociones como la sorpresa, la tristeza, la ira o la alegría.

Utilicemos esta herramienta también para que los niños entiendan la existencia de normas y la conveniencia colectiva de cumplirlas por el bien común.

Obviamente, el cuento debe ajustarse a la edad y/o capacidad intelectual del niño. Si estás perdido en este sentido, déjate aconsejar por maestros, o expertos en literatura infantil. Siempre habrá un cuento adecuado para cada niño. A medida que vayan madurando, podemos entablar una pequeña conversación al final de la narración sobre el tema central del mismo, pedir opinión al niño sobre el mismo o hacerle preguntas acerca de los elementos del cuento como personajes, trama, ambientación. El caso es establecer un espacio abierto de comunicación en el que el niño pueda expresarse con libertad. En ocasiones, estos momentos son una fuente de conocimientos para los padres y maestros acerca de las preocupaciones o miedos de los niños.

A pesar de todas las ventajas enumeradas, la diversión debe ser el principal ingrediente. Así que saca el actor o la actriz que llevas dentro, desinhíbete y diviértete. De inmediato, contagiarás a tu hijo ese entusiasmo y optimismo.

Categorías: Psicología de Niños