Psicología

Inicio Felicidad Cómo vivir al máximo

Cómo vivir al máximo

Publicado por Israel Rios

La búsqueda de la felicidad es lo que nos mueve cada día al levantarnos y lo que nos vuelve personas infelices es no poder encontrar la ansiada felicidad. Pero lo que no sabemos o no nos hemos dado cuenta es que la anhelada felicidad está a cada momento al alcance de nuestras manos.

Tenemos que aprender a vivir al máximo, aprovechando cada instante, cada momento y dejando que la vida nos lleve por lugares que jamás hubiéramos podido recorrer si nos quedamos enclaustrados en nuestros pensamientos y preocupaciones. Es hora de quitarnos los límites que nuestra mente nos impone con su constante viajar del pasado al futuro y acallarla para vivir al máximo el momento presente.

cementerio-americano-de-normandia-1_2799642

Esa es una de las claves de la verdadera felicidad, el poder asir el momento y sacar el máximo provecho de cada minuto, de cada segundo, se trata de toda una ciencia, de todo un arte que muy pocas personas saben llevar a cabo.

Las preocupaciones son en la mayoría de las ocasiones algo que llevamos con nosotros constantemente en nuestra mente y en nuestros sentimientos y si reflexionamos son un obstáculo que nos impide vivir la vida al máximo, sacar al mayor provecho de cada circunstancia del día a día.

Pensemos en cuantas cosas que nos preocupaban no han sucedico y cuanto tiempo hemos perdido angustiados y dejando pasar la vida con cada uno de los instantes que nos regalaba, con cada momento presente perdido en estas absurdas preocupaciones.

Pensemos en algo que es claro, ninguno de nosotros podemos cambiar al mundo pero cada uno de nosotros independientemente de nuestra personalidad podemos cambiarnos a nosotros mismos, eso si es real.

La mente tiene que dejar de estar proyectando a cada momento para volverse una mente abierta y receptiva que nos permita vivir el momento presente con toda la intensidad que merece el tener el privilegio de estar vivo y dejar atrás así todo tipo de angustias, depresiones, estrés, preocupaciones, etc.

Esto no quiere decir que no debamos de afrontar las responsabilidades que la vida trae consigo sino todo lo contrario nos volveremos personas mucho más eficientes para conseguir este reto cada día al no perder energía en preocupaciones y dedicar nuestros esfuerzos a los objetivos marcados sin dejar de disfrutar la vida.

Para lograr esto debemos de aplicar ciertas reglas que no podemos pasar por alto.

Poco a poco si lo hacemos irá cambiando nuestra forma de ver el mundo y veremos como nuevas circunstancias y oportunidades se abren ante nosotros porque dejaremos atrás sentimientos como el miedo y podremos así recorrer caminos inexplorados que no conocíamos o que no nos atrevíamos a tomar.

Aprovecha cada momento ya que es lo único real que tienes al contrario que todo eso que llevas en la mente que es al final todo un engaño que solo sirve para que no vivas este mismo momento que es lo único real.

Aprende a ser quién eres realmente y no lo que los demás piensan que eres o la imagen que te has formado de ti mismo.

Tenemos la capacidad de elegir en última instancia la felicidad y la alegría como mejor opción pase lo que pase.

Categorías: Felicidad