Psicología

Inicio Ansiedad, Felicidad Cómo aprender a vivir el momento

Cómo aprender a vivir el momento

Publicado por Israel Rios

La vida no es ni lo que va a pasar dentro de un rato o mañana, ni lo que acaba de suceder o un pasado más lejano. La vida es el momento presente, por lo tanto, aprender a vivir la vida es aprender a vivir el momento presente, el instante y aprender a disfrutarlo, a saborearlo.

Miremos a los niños y a los animalitos. Nosotros en nuestra prepotencia pensamos que somos superiores pero en realidad ellos tienen mucho para enseñarnos porque no sufren de ansiedades, de miedos, de estrés, de depresión etc. La clave está en que son seres que viven el momento presente y su mente está en ese mismo instante y no más adelante o más atrás en el tiempo.

Giraffenhaus_Zoo_Berlin_21

Si reflexionamos siempre estamos saboreando un pasado que disfrutamos o anhelando un futuro que está por venir pero somos muy inconformistas con nuestro presente hasta el punto de que somos incapaces de poder disfrutarlo y por lo tanto vamos perdiendo nuestra vida sin vivirla realmente.

Si reflexionamos nos damos cuenta enseguida de lo absurdo del asunto ya que lo único real en nuestra vida ahora mismo es este instante que estamos viviendo y nada más, por lo tanto, la forma más inteligente de vivir la vida es aprendiendo a disfrutarlo y saborearlo tal y como hacen los niños pequeños o nuestras mascotas, los perritos y los gatitos.

Cada día perdemos la oportunidad de aprender a vivir una vida nueva alejados de la rutina ya que lo normal es que cada día pase rápido con las mismas rutinas de siempre a las que no prestamos atención y siempre anhelando un día mejor en el futuro o recordando aquellos días felices que en realidad no lo fueron tanto pero se nos queda ese sabor engañoso para no vivir el momento y valorarlo.

Un niño puede pasar en silencio disfrutando de un eterno instante mientras juega con un sencillo juguetito o contemplando todo a su alrededor, redescubriendo el mundo cada día. Eso es lo que tenemos que aprender a hacer, vivir cada instante como si fuera el último, observando todos los detalles que nos rodean, las personas, lo que está sucediendo alrededor y en nuestro interior. Se trata realmente de un ejercicio que al principio nos costará mucho pero que si ponemos en práctica poco a poco se va a ir convirtiendo en todo un hábito y una nueva forma de vivir.

Para poder aprender a vivir el momento es fundamental aprender a concentrarnos ya que nuestra mente es la que nos lleva en ese eterno viaje del pasado al futuro y al revés con sus pensamientos continuos.

Si aprendemos a estar concentrados en una sola actividad, la que estemos realizando en ese momento, nuestra mente se va aquietando y conectamos con el momento presente que es nuestra verdadera vida, lo real aquello que podemos cambiar, disfrutar, etc.

Tienes que estar atento y no hacer caso de los pensamientos que te lleven lejos del ahora, del momento presente de tal forma que poco a poco tu mente aquietada aprenda a estar en lo que está haciendo. Esto es parte importante del camino a la felicidad pues una mente inquieta es una mente que puede provocar ansiedad, estrés, depresión, etc.

Categorías: Ansiedad, Felicidad