Psicología

Inicio General, Psicología Clínica, Psicología y Medicina Cuáles son los síntomas del Alzheimer?

Cuáles son los síntomas del Alzheimer?

Publicado por María Fay

El Alzheimer es un tipo de Demencia caracterizada por la perdida progresiva de las funciones cognitivas  y por un deterioro a su vez a nivel conductual.

Es una enfermedad neurodegenerativa con un fuerte componente hereditario. Los tratamientos médicos apuntan a disminuir la velocidad del avance degenerativo, pero no existe una cura.

Es importante concientizar acerca del Alzheimer para ayudar a detectar casos lo antes posible y asi ayudar al paciente, preparar a la familia y comenzar un tratamiento que permita favorecer su calidad de vida.

En las etapas iniciales, el Alzheimer presenta por lo general dificultades en la memoria episódica. La persona olvida sucesos recientes: encuentros, conversaciones o actividades que ha llevado a cabo. Y comienza a alterarse levemente, a su vez, la memoria en cuanto al tiempo y espacio. Pueden presentarse cambios de estado de ánimo repentinos, dificultad para el aprendizaje de nuevas tareas y  dificultades en el movimiento o para caminar.

Gradualmente puede comenzar una desorientación más marcada, dificultades en la concentración y en el lenguaje, presentando problemas para encontrar la palabra adecuada o el nombre de las cosas.

Hábitos y formas de hacer lo cotidiano se van perdiendo, olvidando por ejemplo que pasos debían seguirse o que ingredientes utilizar para hacer una receta que llevaba a cabo con frecuencia, entre otros.

Se presenta una apatía emocional, esto es falta de motivación frente a actividades que antes disfrutaba y una tendencia a la depresión, al descuido de la higiene personal y al abandono paulatino de la vida social.

En etapas más avanzadas se presenta el desconocimiento de las personas de su entorno. El nivel de dependencia aumenta, requiriendo de iniciativa por parte del otro para prácticamente cualquier actividad, y se incrementan acciones repetitivas o de tipo obsesivo.

En fases mas graves el nivel deterioro neurológico es tal que pueden presentarse crisis epilépticas, y se manifiesta resistencia a los cambios posturales, imposibilidad de comer o vestirse por su cuenta e incontinencia.

El riesgo de padecerlo aumenta con la edad, siendo por lo general diagnosticada en personas con más de 60 años.

Que una persona sufra de algunos de estos síntomas (en principio los descriptos inicialmente), no significa necesariamente que tenga Alzheimer, ya que pueden deberse a causas muy variadas. Pero se considera necesario consultar si se detecta un aumento en frecuencia o en gravedad y una interferencia de estos síntomas en las actividades cotidianas, siendo esto observado por familiares y amistades cercanas.

Uno de los síntomas más difíciles de sobrellevar por el entorno del paciente, son los cambios en su personalidad. La persona con Alzheimer sufre de alteraciones conductuales y de carácter, perdiendo los rasgos que tenía anteriormente.A la vez suelen aparecer conductas inapropiadas y agresivas. Esta es una de las razones por las cuales abordar esto con las familias es un rol muy importante del psicólogo que trabaja con estas poblaciones.

En estos casos se debe elaborar de algún modo la pérdida del vínculo que se tenía anteriormente con el paciente y la aceptación de su situación actual.

Conocer los síntomas nos permite una detección temprana, con el consecuente abordaje integral necesario para que el sostenimiento del paciente y su familia suceda del mejor modo posible durante el recorrido de esta enfermedad.

 

Categorías: General, Psicología Clínica, Psicología y Medicina