Psicología

Inicio General El Existencialismo de Jean Paul Sartre

El Existencialismo de Jean Paul Sartre

Publicado por Malena

Jean Paul Sartre es el representante más notable del existencialismo ateo. Su postura basada en la responsabilidad del hombre sobre sus actos, independientemente de la existencia o no existencia de Dios, está reflejada en un pequeño libro titulado “El Existencialismo es un Humanismo” donde muestra los conceptos básicos de su pensamiento.

La Psicología Existencial

Lo que tienen en común, tanto el existencialismo ateo como el cristiano, (Jaspers, Gabriel Marcel) es simplemente que consideran que la existencia precede a la esencia.

Es decir que el hombre primero existe, es lanzado al mundo siendo nada, y luego se va haciendo a si mismo existiendo, y sólo se llega a definir en la lápida.

El existencialismo de Sartre, afirma que el hombre comienza por existir y sólo después será tal como se haya hecho, porque el hombre no será otra cosa más que eso. Es ante todo un proyecto y es responsable de lo que es.

El primer paso del existencialismo es poner en el hombre la total responsabilidad de su existencia y la de todos los demás. Porque al elegirse a si mismo está creando también una imagen del hombre tal como considera que debe ser.

Así, su responsabilidad es mucho mayor de lo que podríamos suponer, porque lo compromete a él y también a toda la humanidad.

Eligiéndose, elije a todos los hombres, porque con sus acciones está habilitando a todos los demás a hacer lo mismo.

Esta responsabilidad de elegirse a cada instante es el origen de la angustia y del desamparo porque no tiene excusas, ya que es libre para elegir sus actos.

El existencialismo no cree en el poder de la pasión para que el hombre justifique sus actos, porque también es responsable de su pasión, y la pasión no es una excusa.

Como para Sartre no existe una moral “a priori”, afirma que cuando se está frente a una encrucijada no se tiene a nadie y sólo se puede fiar en los propios instintos. No se puede guiar uno ni por los sentimientos, ni tampoco se pueden pedir consejos; porque los sentimientos los construye uno mismo con los actos y porque siempre se elige al consejero, que ya se sabe de antemano qué va a aconsejar.

Elegir es inventar, dice Sartre, porque ninguna moral general puede indicar lo que hay que hacer. El hombre debe comprometerse y luego actuar sin esperanza, y sin ilusionarse, hará lo que pueda. Lo que no puede es no elegir porque aunque no elija, está eligiendo no elegir.

Un hombre que se compromete en la vida, dibuja su figura con sus actos y fuera de eso no hay nada. El cobarde no nace cobarde, se define a partir del acto que realiza, lo mismo ocurre con el héroe.

Sartre sostiene que “Pienso luego soy” es la verdad absoluta de la conciencia y que eligiendo se construye lo universal.

El hombre elige su moral. Todo hombre que inventa un determinismo es un hombre de mala fe. La mala fe es un error, es la mentira de la falta de compromiso. Porque cuando se elige de buena fe es para siempre. La actitud de estricta coherencia de los actos es la actitud de buena fe.

Los actos de los hombres de buena fe tienen como última significación la búsqueda de la libertad como tal y están obligados a querer, al mismo tiempo que su libertad, la libertad de los demás.

La vida no es nada, les corresponde a los hombres darle un sentido; y el valor de la vida no es otra cosa que ese sentido que eligen.

Aunque Dios existiera todo esto no cambiaría porque es necesario que el hombre se encuentre a sí mismo y se convenza de que nada puede salvarlo de si mismo.

Esta postura, considerada pesimista, es sin embargo profundamente ética. El Existencialismo ateo es un movimiento de post guerra, que surge cuando la gente comienza a integrarse a la sociedad, que devastada por las pérdidas, se atreve a cuestionar los antiguos valores y creencias.

La Psicoterapia con orientación existencial le da una oportunidad a todos. Parte de la base de que la vida comienza en el aquí y ahora, porque el hombre nunca se puede definir sin importar lo que haya sido. Hoy es el principio del resto de la vida y se puede alcanzar cualquier objetivo existiendo.

Bibliografía: “El Existencialismo es un Humanismo”, Jean Paul Sartre, Ediciones Huascar, Argentina, año 1972

Categorías: General

8 comentarios para “El Existencialismo de Jean Paul Sartre”


  • Hola, tu comentario esta bien como resumen de loq ue dice el artículo de Sarte, pero me hubiese gustado algo de tu cosecha, te has remitido a la simple exposiciónm entonces, donde queda la interpretación?

  • Hola Beckman, gracias por leer y escribir tu comentario.
    En los dos últimos párrafos de mi post hago un breve comentario personal, también por cuestiones de limitaciones de espacio, no debo escribir más de setecientas palabras por artículo, y mi propósito fue que los que no lo conocen a Sartre tuvieran un leve pantallazo de su teoría y no tanto lo que yo pienso que no considero que sea tan relevante. Pero esto parece una excusa y tu tienes toda la razón.
    Mi interpretación sobre Sartre es la siguiente:
    Comparto lo referente a la responsabilidad de cada uno por sus actos sin excusas, porque estamos acostumbrados a quejarnos de los demás mientras estamos haciendo nosotros lo mismo continuamente.
    También estoy de acuerdo con lo que piensa de la falta de compromiso que significa para muchos la pérdida de la libertad de hacer algo mientras que yo también considero que la libertad termina cuando comienza la libertad del otro y al elegirme elijo también como tienen que ser los otros.
    No creo que la vida sea una pasión inútil, esa forma de pensar es la de un depresivo, al contrario pienso que la vida en tal caso es una oportunidad aunque uno no crea en nada, y no importa qué pase después. Lo peor que nos puede pasar es estar igual que antes de nacer, supongo que por fin la paz. Mientras tanto vivo el aqui y el ahora. La vida de Sartre fue una contradicción con su manera de pensar. Creía en el Ser para sí y no en el Ser para el Otro, porque el otro es el obstáculo, entonces, nunca formalizó su relación de pareja para no contradecirse, pero la realidad es que aunque vivían separados estuvieron siempre juntos por muchos años.
    Pero tienes razón, cuando escribo este tipo de artículos, sin demasiado compromiso, tampoco yo quedo conforme. Muchas gracias por tu opinión, un beso, malena

  • “Lo peor que nos puede pasar es estar igual que antes de nacer, supongo que por fin la paz. Mientras tanto vivo el aqui y el ahora. La vida de Sartre fue una contradicción con su manera de pensar”
    “Estar igual q antes” es creer que existe una esencia antes de la existencia… eso no pertenece al pensamiento sartreano.
    y quisiera saber a qué te referis con que Sartre fue una contradicción con su manera de pensar.

  • Hola Vanesa, la contradicción de Sartre es que él pensaba que la relación con el otro es imposible porque quita la libertad, sin embargo logró una relación de muchos años con la misma mujer. Ambos vivían separados y no se quiso casar para no contradecirse.
    Puedo compartir algunos de sus conceptos como el de la responsabilidad y el compromiso pero no su cosmovisión. No tengo por qué coincidir en todo con él.
    Santo Tomás de Aquino también era existencialista pero no ateo.
    un beso, malena

  • si la vida no tiene sentido hay que darle un sentido.la vida tiene que tener un sentido es un imperativo.

  • ante el absurdo de la vida,lo mismo da conducir ejercitos que emborracharse a solaspuesto que todo acaba en una nada. Eso es razon de mas para deprimirse.

  • Cada uno somos prisioneros de nuestros propios pensamientos.

  • Esta es una pregunta que he leido y propongo para que respondais los que querais yo voy a dar mi opinion:

    Desde el punto de vista de Kant somos unos seres racionales por lo tanto merecemos respeto y tenemos dignidad. Somos un fin en nosostros mismos y no podemos ser usados como simples medios, por lo tanto, somos llamados personas. En cambio, el resto son seres irracionales con empero y son simples medios para usos, por eso, son llamados cosas.

    Esta es la pregunta:
    ¿El ser unos seres racionales, con un fin propio y con ello convertirnos en personas, nos da derecho a tratar las cosas según nuestro capricho?

    Mi respuesta:
    Yo creo que nada nos da derecho a usar las cosas a nuestro capricho, porque se pueden producir consecuencias, que igual para nosotros dan igual, o incluso, son buenas, pero no podemos olvidar que en el mundo no estamos solos, sino que hay otros seres viviendo en él y la mayoría llevan mucho más tiempo aquí que nosotros.

    Y eso nos ha pasado, sin ir mas lejos, con el medio ambiente, la naturaleza, los ecosistemas; que los hemos ido explotando y transformando a nuesro antojo sin tener en cuenta las consecuencias que ahora, estamos pagando.
    Y esta actuación, la verdad, es propia de seres inconscientes, que sí podremos tener mucho poder y creernos superiores, pero no sabemos usar todo ese poder, nos viene grande; y es que para nada parece obra de algo racional. Es mas nos llevamos comportasndo duarnte toda la historia como unos inconscientes que no ven más allá de sí mismos. Por ello no deberiamos creernos mejores que los demas, ni hacer distinciones. Por que todavía nos queda mucho por aprender, y de momento la palabra “personas” nos queda grande. No hemos mostrado mucha racionaliadad, sino más bien puro egoísmo y egocentrismo. Y sobre todo falta de sensibilidad y empatía. Parece que con tanta racionaliadad nos hemos olvidado de lo más esencial, los sentimientos y los sentidos que nos permiten percibir el mundo exterior. Y con ello de nuestra parte animal, que al fin y al cabo, de ahí venimos nos guste o no.

    Hemos querido hacer nuestro propio mundo de un mundo que nunca nos ha pertenecido, más bien todo lo contrario, nosotros pertenecemos a él y todos los demás seres también.

    Espero vuestras opiniones, gracias.