Psicología

Inicio General El Psicodrama de Jacob Levy Moreno, ¿qué es y cuales son sus ventajas?

El Psicodrama de Jacob Levy Moreno, ¿qué es y cuales son sus ventajas?

Publicado por Lic. Maria V.

El Psicodrama es una forma de Psicoterapia creada por Jacob Levy Moreno, que consiste inicialmente en una terapia de tipo grupal, donde el objetivo es dramatizar los conflictos por medio de la improvisación.

Es una propuesta terapéutica que implica concebir la creatividad como medio para el cambio y la liberación. Esta herramienta consiste en poner el cuerpo para dramatizar en interacción con otros.

Jacob Levy Moreno nació en Bucarest en 1889. En 1915 se instaló en Viena y comenzó a explorar la improvisación teatral, base sobre la cual crearía luego este método terapéutico. Estuvo en contacto con las ideas de Freud,  que estaban en auge en ese momento, y, si bien rechazó algunas, muchas sirvieron de base para su técnica.

El Psicodrama implica la posibilidad de representar por medio del cuerpo y la palabra, conflictos o puntos claves de la historia subjetiva de un individuo, mediante la participación de otros, que intervienen para apoyar y dar forma a esa escena. Mediante este medio se intenta acceder a contenidos inconcientes.

Mediante esta terapia, no se trabajan asuntos grupales, sino que el grupo es un apoyo para el trabajo con la problemática de uno de los integrantes, que es protagonista de dicha escena.

Los protagonistas van rotando, de forma que todos los integrantes del grupo pasen a estar en ese lugar y escenificar su historia.

Las sesiones de Psicodrama consisten en tres momentos fundamentales:

  1. Caldeamiento: Momento inicial en el que se realizan dinámicas para desinhibir y preparar al grupo para la tarea posterior. Se utilizan técnicas de reconocimiento del espacio, movimiento del cuerpo, respiración, y contacto entre los integrantes, para poder entrar en el modo necesario para la improvisación.
  2. Dramatización: Momento en que se escenifica el conflicto o suceso del protagonista. Previamente se establecen algunas preguntas para establecer el conflicto actual o aquello que el protagonista lleva a la sesión, asociándose con algún momento previo de su vida.

          Y a partir de allí, se escenifica la situación mediante la participación de integrantes del grupo que                          forman parte de la escena. Aquí se pueden trabajar tanto asuntos pasados como presentes, siendo sin embargo            el foco  ubicado en esto último, ya que el objetivo es que la dramatización influya en el modo que el                   sujeto tiene de observar su realidad.

     3. Eco Grupal: En este momento, los integrantes comentan cómo se sintieron y cómo vivenciaron esa                 dramatización. Es un momento para manifestar todas las resonancias a partir de la escena                             representada. Pueden aparecer recuerdos, sentimientos e ideas, que se comparten en esta ultima fase con los           otros.

Las ventajas de esta herramienta están enfocadas en la posibilidad que brinda de explorar los conflictos psíquicos de modo profundo y vivencial, haciendo pasar por el cuerpo emociones y sentimientos, tanto al asumir el propio rol como al representar otro, en historias propias, como en las de otros.

Este aspecto vivencial potencia la capacidad de concientización y transformación, ya que, como sabemos, todo lo que experimentamos de manera integral logra ser aprehendido de mejor manera.

El conflicto deja de ser solamente hablado, como en el caso de la terapia convencional, pasando a ser actuado, representado. Permitiendo mediante esto, observarnos en ese lugar, observar a otros interpretando roles de nuestra historia, pudiendo ver las situaciones de otro modo, y permitiéndonos, además de la concientización,  encontrar alternativas y modos creativos de afrontar los conflictos.

Categorías: General