Psicología

Inicio General Mujer Moderna

Mujer Moderna

Publicado por Malena

Si quieres ser un hombre y sus ventajas tener, compórtate como él.

La mujer actual quiere ser un hombre pero también pretende ser una mujer; y esa dualidad es el mayor problema que agrava aún más la confusión de roles.

En estos momentos las mujeres no se conforman con aceptar lo que les corresponde, o sea los mismos derechos del hombre, después de siglos de sometimiento lo quieren todo.

La Mujer Moderna

En la post modernidad el rol de la mujer maravilla, madre, esposa, profesional, miembro del consejo de administración del consorcio, maestra particular de los hijos, administradora, ama de llaves y cocinera, se ha desdibujado gracias al desgaste sufrido durante muchos años de ejercicio, sin ningún reconocimiento ni retribución.

Las mujeres de hoy no quieren ser como sus madres, que hacían del hogar un apostolado permitiendo que sus maridos creyeran que eran ellos los que tomaban las decisiones y aceptando un papel secundario postergando indefinidamente sus propias ambiciones.

Hoy en día, posponen el matrimonio para más adelante, hasta casi perder la posibilidad natural de ser madres y aunque tengan después que someterse a tratamientos difíciles para quedar embarazadas. Quieren hacer carreras en sus empleos a la par del hombre, disfrutan de libertad sexual, gracias a los métodos modernos de control de la natalidad; de independencia económica, poder de decisión, etc.; y cada día hay más mujeres que prefieren no casarse ni tener una familia, dedicándose enteramente a sus profesiones.

Las mujeres históricamente han sufrido muchos siglos de sometimiento, de abusos, de salir siempre perdiendo en el reparto, y la experiencia demuestra que cuando los hechos se revierten las consecuencias pueden ser extremas.

La mujer de hoy se comporta agresivamente y pretende tomar la iniciativa en lo que se refiere a una relación de pareja. Desarrolla sus bíceps, adquiere masa muscular y luego quiere seducir a un hombre; pero se da cuenta que ya no hay más hombres como los de antes, sino que ellos también han cambiado, aunque, si hubiera aún alguno, no serían precisamente esas mujeres sus ideales.

No es improbable que sea por eso que los hombres son ahora diferentes y en el momento de elegir pareja muchos prefieran a otro hombre. Se sienten más cómodos, no son demandantes, tienen mayor afinidad, comparten intereses comunes, les resulta más fácil el acercamiento y no quedan embarazados. Y si es que todavía queda alguno que le interese una mujer no está dispuesto a asumir compromisos.

Con todo, la modernidad no ha podido desplazar la añoranza de la mayoría de las mujeres de tener su propio hogar. En el inconsciente colectivo de cada mujer todavía existe esa aspiración que no concuerda con los comportamientos que demuestra ni con el estilo de vida que quiere mantener.

En el hogar no todas son rosas pero tampoco lo son en el loft de una solitaria mujer independiente que cree haber conseguido una mejor calidad de vida.

Debajo de esa fachada de autosuficiencia se oculta una persona temerosa, que quiere tener todo bajo control para sacar el mejor provecho de la vida, ser valorada, obtener reconocimiento, demostrar sus aptitudes, su inteligencia y su capacidad de perfección, pero que se equivoca al pensar que con eso ha conseguido todo.

Avanza por la vida orgullosa del éxito que ha ganado después de una difícil competencia y hasta de haber renunciado a su destino femenino, con la inconfesable e íntima satisfacción, de haber superado a un hombre.

Categorías: General

5 comentarios para “Mujer Moderna”


  • y que piensan???
    Es la purita realidad, pues me identifico; pero me da mucha lastima, todo tiene sus consecuencias, una y de las muchas de ellas, diria que las mas afectable de todas es, que el resultado de su comportamiento en lo que respecta a la sociedad; como la mujer orgullosa y desafiante ante el sexo opuesto, que no le teme a nada termina simplemente en fustración, la mujer por naturaleza posee ciertas ventajas cualitativamente a diferencia del hombre ellas piensan y actuan tres cuatro cosas a la vez, en la cena, el trabajo, en ir al supermercado, en atender a lo niños, a su esposo … en fin hasta para chismosear con sus amigas aaaaaaaaaahhhhhhhhhh la vida de la mujer pobre de nosotras nos llegara el dia en que nos daremos cuenta que todo este esfuerzo fue inútil, cuando envejezcamos nuestro hijos seran más modernizados, en ningun momento los cultivamos con tradicion familiar o ciertos principios de caracter compasivo acerca de ser humano, sino independientes o dependientes de los empleados domesticos finalmente terminaremos en un asilo, ah!! y de ñapa terminaremos rezando y tratando de cultivar, recuperar y alimentar algo que es lo unico que importa en la vida en ALMA.

  • ARTURO KORTAZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA octubre 5, 2008 a las 11:57 am

    Hemos llegado a una situación tal con la mujer que si se echa amante, el marido tiene que celebrarlo con champán en vez de encolerizarse y emprenderla a guantazos con su mujer para no terminar expulsado del hogar, sistematizado socialmente de maltratador, o en prisión si reacciona violentamente. Conozco el caso de un vecino de los padres de mi exmujer de profesión camionero, que su trabajo le obligaba a estar mucho tiempo fuera de su casa, y su mujer al sentirse sola se echó un amante fijo, y el esposo al enterarse, no le quedó más remedio que meter al novio de su mujer en casa y vivir los tres juntos en armonía. Un día se acostaba con uno y otro día con otro, sino realizaba trío frecuentemente, porque si se llega a quejar o a denunciarlo, le habrían echado a la calle igual al conductor y le habría costado mucho dinero en alquileres, divorcios y pensiones, que no podía permitirse, le habrían arruinado económicamente además de ser el agraviado y la víctima de una decisión de su compañera que no contó con él para nada.
    Si mi hermano Joseba Andoni no se inmuta, no toma decisión alguna de divorciarse porque no le interesa dejar su casa de lujo que tantos años le costó pagarla, y sigue en su casa como si no hubiese pasado nada, al cabo del tiempo su mujer le llevará a su amante a su propio hogar, le meterá allí, le presentará a sus hijas, y si descuida le meterá también en su propia cama cuando él esté fuera trabajando. Seguro que ya lo habrá hecho ya, sin que se haya enterado. La diferencia entre mi cuñada y mi exmujer, es que yo le quite la máscara a ella insistiendo durante meses para que lo reconociera, y me expuse a denuncias por malos tratos en el proceso de reconocimiento de ella, y en el juicio salí absuelto, y la mujer de mi hermano se la ha quitado la careta ella por sí misma, porque no soportaba una doble vida durante más tiempo, psicológicamente no podía más mantener la farsa indefinidamente. Mi hermano no cayó en ninguna de las trampas que ella le puso para echarle legalmente porque tenía bien aprendida la lección de lo que me hicieron en mi caso particular. La ley actual contra los malos tratos, culpa exclusivamente al hombre de sus actos, sin que haya ningún eximente en el comportamiento de la mujer, da igual lo que haga ella, como si es el mayor bicho del mundo y no hace más que machacarle y destrozarle psíquicamente y socialmente. Insisten en que la violencia género jamás tiene justificación, o cualquier otro tipo de violencia, y no es así porque tiene una excusa que es cuando se comete una injusticia tal que la persona agraviada no encuentra apoyo ni comprensión, ni ayuda de nadie, e incluso sirve de mofa y de burlas de vecinos, familiares, compañeros de trabajo y conocidos, y se le humilla de tal manera a la persona, que se destruye su dignidad y sus ganas de vivir, de tal manera que no le importa matar y luego suicidarse.

    Algo muy habitual hoy día que las cadenas de televisión y los periódicos cuentan como noticias y sucesos luctuosos, a lo que nos hemos aconstumbrado ya todos.

    ARTURO KORTÁZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA

  • Se nota que el texto lo escribió un hombre

  • Hola Gut, este texto no lo escribio un hombre, soy una mujer, un beso, malena

  • No puede ser posible que entre nosotras mismas las mujeres no nos apoyemos, tenemos los mismos derechos que los hombres… tenemos el mismo potencial que un hombre y poder lograr lo mismo, las mismas oportunidades… Por que no hacer que lo realmente queremos logar en esta vida?
    -Cuantas presidentas ha habido?
    -Cuantas empresas no son flexibles con las madres que desean trabajar?
    y comoo andan los otros paises, como tratan alas mujerees?
    reflexionen…