Psicología

Inicio General La tecnología y su incidencia en el insomnio.

La tecnología y su incidencia en el insomnio.

Publicado por Lic. Maria V.

El auge de los aparatos tecnológicos y nuestra creciente dependencia hacia ellos, trae consecuencias significativas en relación a las problemáticas del sueño. Luego de un 2020 con muchos cambios y alteraciones en las rutinas, este 2021 arrancó con el desafío sumamente difícil de generar nuevas estructuras y dinámicas.

Las alteraciones del sueño se manifestaron fuertemente en este último tiempo. Los cambios de horarios, y la falta de marcos de contención y encuadre desestabilizaron las condiciones previas. Como resultado, el insomnio y los cambios en el sueño se han incrementado.

Una de las razones que colabora con esto, es el creciente uso de la tecnología en general y de los aparatos móviles en particular. La cuarentena incrementó nuestra dependencia de internet y de estos dispositivos aún más que antes. Y esto dificulta, entre otras cosas, la situación del dormir.

El acceso veloz a contenidos por medio de internet y la falta de límite respecto a lo que podemos encontrar, dificulta poder restringir su uso. Por esto mismo, es en momentos como la etapa previa al dormir que el incremento en el uso del celular puede resultar un problema.

Por lo general, navegar en internet y utilizar las redes sociales produce un efecto que puede desencadenar ansiedad. Pensemos que son estímulos visuales que se suceden unos a otros. Si el límite no lo pone el usuario, no hay nada del otro lado que lo haga (salvo casos de corte, que son excepcionales, y que, además, suelen desestabilizar bastante).

Para poder conciliar el sueño necesitamos disminuir los estímulos. Hay quienes necesitan menos variables condicionantes que otros, pero en líneas generales, es difícil permitirle al cuerpo y a la mente relajarse lo suficiente si tenemos estímulos visuales y sonoros que no se detienen. El uso del celular por la noche genera, frecuentemente, un atraso en el dormir por el tiempo que invertimos en la actividad sin que lo notemos.

Además moviliza ansiedades, que activan muchas veces el estado de alerta, precisamente lo que se necesita relajar para poder convocar el sueño.

Es muy importante en términos de salud mental y emocional regular el uso, fundamentalmente de los dispositivos móviles, para poder facilitar la conciliación del sueño.

Sabemos que el sueño y el descanso en general son esenciales para la salud. Si esto se ve afectado de manera sostenida, comienza a mostrar efectos en la salud general del individuo. El sueño es reparador, en tanto nos permite recuperar energía física y también compensar o dar lugar psíquicamente a procesos por medio de los sueños, que nos ayudan a sobrellevar mejor el tiempo en la vigilia.

Si el sueño se ve afectado reiteradamente esto tiene repercusiones en la totalidad de la vida de la persona. Afecta la capacidad de concentración, la vida vincular, la disposición de energía, el estado de ánimo, y el estado de salud en general, disminuyendo las defensas. 

Es muy importante, entonces, tener presente que es aconsejable no utilizar los aparatos tecnológicos indiscriminadamente a la hora del sueño, sobre todo para el consumo de material visual, para poder facilitar el proceso de conciliación que requiere de un estado de relajación previa.

Categorías: General