Psicología

Inicio General ¿Qué es la Psicoterapia Integrativa?

¿Qué es la Psicoterapia Integrativa?

Publicado por Lic. Maria V.

Los enfoques integrativos u holísticos en Psicología, implican una posición que considera al individuo como una totalidad, que no puede ser subdividido en partes. Este enfoque se contrapone al de la medicina convencional, con su atención «segmentada» en sus distintas especializaciones. Esta última se ha desarrollado, haciendo hincapié en cuestiones cada vez más particulares del individuo, perdiendo contacto con el resto de las áreas o con la intercomunicación entre ellas.

Ambas posturas son necesarias y es importante que puedan coexistir. En determinados momentos se requiere de un especialista, cuando es necesario indagar en un tema en particular, pero por lo general es interesante el abordaje integrativo que toma en consideración las distintas áreas dentro de la vida de un individuo, haciéndolas formar parte, y permitiendo que se integren.

Así, las posiciones integrativas verán con buenos ojos la incorporación de terapias alternativas, o de toda herramienta que se considere necesaria en su tratamiento, funcionando a modo de un sistema, que permita que los profesionales y terapeutas se comuniquen con el objetivo de encontrar el bienestar o alivio de padecimiento de ese individuo que consulta.

La Psicología Integrativa u holística, puede incorporar en su práctica distintas herramientas, creativas, dinámicas, o propuestas que complementen y sumen al trabajo terapéutico:

Técnicas de respiración, trabajo corporal, herramientas arteterapéuticas o medicina floral, entre muchas otras y según cada profesional, pueden integrar el tratamiento si el caso que se está tratando lo requiere.

Las intervenciones se construyen en relación a la particularidad del paciente, sin tener fórmulas fijas o preestablecidas.

La Psicología Integrativa pretende sostener un enfoque lo más amplio posible en el abordaje de las cuestiones humanas. Desde este lugar, no podemos juzgar ni pensar que un sólo método es válido para todos. Es una postura que se enfrenta con los dogmatismos y los fanatismos ideológicos dentro de la profesión, y que busca, por sobre todo, adaptar la práctica de manera sumamente artesanal, a cada individuo que se presenta. Considerando siempre las propias limitaciones y brindando la información necesaria para que quien consulta decida qué tipo de tratamiento o proceso quiere o puede encarar.

Es muy importante tener en cuenta que en cuestiones de salud mental y emocional, las posturas holísticas permiten dar lugar a alternativas que en casos particulares ofrecen muchos beneficios en cuanto a la evolución del tratamiento.

Hay pacientes a quienes la expresión artística, por ejemplo, se les presenta como una vía expresiva indispensable, cuando tal vez lo verbal les resulta más complejo. Poder atender a estas cuestiones, incorporar herramientas, y ser flexibles en cuanto al enfoque, permite grandes movimientos y avances en tratamientos que quizás, si se sostenían desde lugares sumamente convencionales, se frenaban o no mostraban evolución.

Estamos en una época en la cual la segmentación del ser humano en sus múltiples «partes», ha mostrado innumerables falencias. Los individuos necesitan de profesionales que puedan conectar lo que les pasa en las distintas áreas de su vida, incorporando a otros profesionales o terapeutas que se consideren necesarios para favorecer la visión integral de ese paciente.

La psicoterapia integrativa incluye los aspectos cognitivos, emocionales, conductuales, fisiológicos y espirituales de la persona que consulta, favoreciendo su interconexión y permitiendo que intervengan en el proceso terapéutico.

 

Categorías: General