Psicología

Inicio Familia El Hombre Golpeador

El Hombre Golpeador

Publicado por Malena

¡Mi marido me pega! Esta frase la he escuchado muchas veces, más de las que uno puede llegar a imaginar, y siempre me he preguntado si se debe solamente a la actitud agresiva de un hombre que acostumbra a resolver sus problemas a los golpes, o si de alguna manera la que recibe el castigo no ha favorecido en parte esa situación; y aún, si para ella no puede ser una forma perversa de buscar la comunicación con el otro, que no le presta atención.

el-hombre-golpeador

Porque no es raro que una pelea violenta termine siendo el preámbulo de una relación sexual también violenta.

Algunas mujeres se quejan porque sus maridos no las dejan hacer tal o cual cosa que desean, ya sea trabajar o salir con alguna amiga, o tener alguna distracción inocente por su cuenta y sufren porque se ponen celosos, se vuelven posesivos y no las dejan crecer.

Las actitudes de independencia de una mujer no comienzan cuando ya tiene una pareja, sino que se manifiesta mucho antes, desde muy jóvenes al demostrar que se han sabido defender y han intentado ser independientes.

De modo que un hombre que entabla un vínculo de pareja, puede saber con bastante exactitud hasta dónde puede llegar con esa persona.

Si se trata de un hombre posesivo o autoritario, posiblemente no se sienta atraído por mujeres que también son dominantes, sino por el contrario tratará de conectarse con personas dóciles y sumisas, que son las que se aguantan todo sin quejarse.

Para que haya un hombre que castigue a una mujer, también debe haber una mujer que se deja castigar.

Admito que puede haber mujeres que a pesar de tener ese tipo de relación violenta con un hombre, puedan amarlo o sentirse impedidas de intentar cualquier modo de liberación porque dependen de él, y aunque ese trato despótico hacia una mujer hoy en día se puede denunciar como violencia familiar, es difícil que estas mujeres los denuncien, sin arriesgarse además a recibir su merecido.

Las relaciones de pareja a veces son muy complejas, porque somos ambivalentes y amamos y odiamos al mismo tiempo y muchos están dispuestos a tolerar muchos abusos cuando están involucrados sus sentimientos.

Cuando la mujer no puede tolerar más una situación de violencia, si no es independiente económicamente y no tiene dónde ir, es probable que busque otra pareja para poder salir de esa encrucijada con su ayuda.

Esta es la alternativa que suelen elegir algunas mujeres para desligarse de seguir sufriendo si no tienen hijos.

Cuando tienen hijos las cosas son más difíciles; porque no es fácil que las mujeres los abandonen. Pero las historias se repiten, y cuando sus hijos crezcan enfrentarán al padre para defender a la madre y en estos casos pueden ocurrir verdaderas tragedias.

El hombre violento muchas veces está expresando su odio porque es rechazado sexualmente; por esa misma razón se alcoholiza y luego puede descargar su furia sin inhibiciones.

La causa del rechazo por lo general se debe a que las relaciones sexuales suelen ser insatisfactorias para la mujer.

Estos hombres pueden haber vivido las primeras experiencias sexuales con violencia, abusados o violados, y esto representa una condición para sus futuras relaciones sexuales en la adultez.

A su vez, algunas mujeres que han vivido abusos, pueden también llegar a necesitar vivir su sexualidad en forma violenta.

Cada caso es diferente, sólo tienen en común la infelicidad de la gente.

Categorías: Familia