Psicología

Inicio Fobias Tripofobia o aversión a los círculos.

Tripofobia o aversión a los círculos.

Publicado por María Gómez

Sabemos que existen tantas fobias como tonalidades de colores. Aunque hay algunas que son de sobra conocidas como la agorafobia o la claustrofobia pero la mayoría de las personas desconocen que un simple papel lleno de agujeros puede provocar un miedo atroz.

A priori parece una banalidad sin mucho sentido pero la realidad es que sentir una repulsión extrema por un conglomerado de figuras geométricas, en general círculos, tiene un nombre: tripofobia. Objetos tan dispares como un panal de abejas, un vestido de lunares o un hormiguero se asemejan a serpientes o arañas proporcionando un pánico desmedido.

bubble-1141188_1280

Se ha estimado que su origen reside en el paralelismo que puede ser establecido con las manchas que presentan algunos de los animales más peligrosos y mortíferos conocidos. Puesto que el instinto de supervivencia nos aleja de estos seres, siguiendo el mismo patrón, esos conglomerados de círculos nos empujarán a alejarnos de ellos inevitablemente y a sentir una ansiedad desmedida e irracional.

Además, si evitas en la medida de lo posible exponerte a estímulos de estas características limitando experiencias e incapacitándote para actuar con racionalidad frente a ellos, es probable que padezcas esta fobia. En caso de que el temor resulte demasiado invasivo y su durabilidad es considerable, estaríamos ante un caso de tripofobia de alto grado. Otro factor a tener en cuenta a la hora de determinar el diagnóstico sería el nivel de interferencia con la rutina normal.

Como toda fobia, requiere un tratamiento especializado dirigido por un especialista. Normalmente, se tratará de realizar exposiciones graduales a estímulos más o menos «agresivos».  Recoge toda la información que puedas al respecto. Saber lo que tienes entre manos suele dar seguridad y ayudar a superar la ansiedad. Recibir entrenamiento en técnicas de relajación también suele ser una estrategia incluida en el plan de tratamiento.

A pesar de que se considere una fobia rara, es más frecuente de lo que se cree pero al ser desconocida y no estar catalogada en los manuales de trastornos oficiales aún no es muy estudiada por lo que su difusión no alcanza el nivel de otras fobias. Se trata de un concepto joven todavía por desarrollar pero ya cuenta con mucha población que se siente identificada con esa sensación de incomodidad, incluso de pánico, como consecuencia de observar círculos.

La verdad es que es relativamente fácil encontrar a alguien que padezca, en mayor o menor medida, esta fobia a los patrones geométricos repetitivos. Al mostrarles alguna imagen que presente este patrón sentirán cierta incomodidad, de hecho, muchas personas se han sentido aliviadas al poder ponerle nombre a su rechazo. No obstante, nos parece una obligación ponerles en aviso de que existen imágenes relacionadas con la tripofobia disponibles en internet que debido a su contenido desagradable, lo más seguro es que provoque que la piel se erice sin significar ésto que seas tripofóbico.

Por tanto, si te consideras una persona sensible a experimentar miedos o fobias sin un origen conocido o por mera predisposición a somatizar los síntomas de lo que lees, te aconsejamos no ponerte a prueba en esta ocasión.

 

 

 

Categorías: Fobias