Psicología

Inicio Psicoanálisis Iteración/Reiteración

Iteración/Reiteración

Publicado por Betina Ganim


De estos «acontecimientos del cuerpo» de los que Lacan nos habla en su Seminario 23, El Sinthome, no puede decirse que tenga que ver con acontecimientos que se recuerden en la memoria concerniente a los pensamientos. Sino en la memoria de las zonas erógenas de las que hablan Freud, en la pulsión, que como dice Lacan en ese mismo Seminario, es la verificación en el cuerpo de que estamos atravesados por un decir, por lalengua.

retazo-de-tela-de-varios-colores-4118-MLA144956951_7116-F

Es así que tenemos una doble función en el lenguaje, en tanto al mismo tiempo:
– Impide el goce natural del organismo
– Produce el cuerpo

Así, ese acontecimiento del cuerpo implica que el cuerpo acontece de ese choque entre organismo y lalengua; acontecimientos que se encuentran en la iteración del Uno.

¿De qué se trata esa iteración? Es la reiteración de los efectos producidos en ese impacto originario que es el encuentro traumático entre cuerpo y lenguaje.

Miller dice que se pueden hacer muchas coas con esa reiteración de lo mismo; aquí tenemos al síntoma como brújula. El síntoma, devenido sínthoma en la última enseñanza de Lacan, pone en evidencia lo que da existencia a la singularidad de un cuerpo que es hablado, vía la reiteración; la reiteración de «lo mismo».

Ese «lo mismo» es el Hayuno del que Lacan nos habla y que sitúa en el parlêtre (el ser vivo atravesado por el lenguaje, que en esta última enseñanza viene a sustituir el concepto de sujeto del inconsciente). Ese Hayuno es el Uno solo como núcleo de goce que puede despejarse en un análisis. Un punta fuera de sentido, podemos decir, que no conlleva a desciframientos, sino que tiene que ver con ese núcleo singular, resto del sinthome, que nos permite ir del desciframiento al uso del sinthome en los vínculos sociales.

Se trata de un real fuera del campo del Otro, que no se dirige al Otro. Es el Uno sin el Otro. Un punto de goce desabonado del inconsciente. En este punto podemos hacer referencia al Seminario 3, las psicosis, de Jacques Lacan, en donde encontramos el concepto de «neologismo», que son justamente esas formas que no remiten a ninguna significación fálica. Una construcción que remite a sí misma. Una fórmula que se reitera, una «plomada en la red del discurso del sujeto» dice Lacan.

Esto, claro, él lo remite al campo de la psicosis en ese momento inicial de su enseñanza, como una invención propia del sujeto psicótico. Pero si vamos al último Lacan, esta misma construcción nos remite a generalizar el lugar de lalengua para todos los seres hablantes, en todo hablaser (parlêtres). Es decir, que esta última enseñanza de Lacan nos lleva a la generalización de un punto loco que itera sin sentido para cada hablaser particular.

Se trata entonces, para terminar, de la iteración de un fragmento, de un cogollo, de un pedazo de real que circunscribe el «Tú eres eso!», esa frase a modo de mensaje que se escribe sobre algo que en realidad es innombrable.

En ese punto podemos decir que el parlêtre es «dichoso», como dice Lacan en Televisión, en tanto con ese real particular queda por fuera de toda posibilidad de caer bajo el discurso universal.

FUENTR: SCILICET 2014. AMP. Ed Grama

Categorías: Psicoanálisis