Psicología

Inicio Psicoanálisis La decisión como posición subjetiva

La decisión como posición subjetiva

Publicado por Betina Ganim


La proposición gozante es la respuesta que encontramos en el Seminario 23 de Lacan acerca de la pregunta por las condiciones de posibilidad para que un niño pueda encontrar ese apoyo fundamental en el Padre (como significante en lo simbólico). Esto es, que la posición del padre en este momento de la enseñanza de lacan tiene que ver con la versión-del padre en tanto hombre, posicionado respecto del más de goce. Esto supone hacer de una mujer su objeto causa de deseo. Esa sería la versión del padre.

el goce disc

De esta manera, y siguiendo el texto de Esthela Solano Suarez «La insondable decisión el niño», podemos decir que: si el padre en su versión del goce está posicionado -en su fantasma. en una versión hombre respecto a una mujer que coloca como objeto causa de su deseo, será eso lo que posibilitará al niño una salida respecto a su posición de «preso» del deseo materno.

Por su parte, Miquel Bassols en un texto llamado «Uno por Uno» en el que hace una lectura del escrito lacaniano sobre los prisioneros y los discos negros y blancos, dice que la salida del sujeto es una salida que se produce en la prisa, a partir de una tesis sobre el objeto a del goce. Esto Bassols lo toma de una tesis que plantea Lacan en el seminario 20 («Aún»).

Es esa proposición gozante que viene del padre lo que daría al sujeto las coordenadas de su respuesta respecto a la pregunta por el deseo de la madre. Esto orientaría su respuesta al qué soy yo como objeto para el Otro, para el deseo del Otro.

¿De que se trata ese padre en su «versión justa»? Se trata pues de un padre que no forcluye el significante fálico en tanto significante de goce: inscribe un «sí» de aprobación que tiene como un doble efecto: por un lado, la de aceptar el deseo femenino como deseo de falo y no escamotear su satisfacción. Y por, el de abrir el horizonte d runa «promesa» para el niño o la niña con respecto a la posesión del falo en el caso del varón, y de recibirlo como don en el caso de la niña.

Esta inscripción del falo como símbolo con la que tiene que ver esa «justa» versión del padre respecto al deseo femenino, es justamente la condición de su transmisión. Una transmisión que permite al sujeto inscribirse respecto al significante de goce en una posición adecuada, en tanto argumento de la función fálica.

Tal proposición separadora del padre inscribe al sujeto del lado de la función fálica: semántica, del lado de la significación fálica. Una función que acuerda un sentido (fálico) al goce le permitirá al sujeto inscribirse del lado del sentido de la vida, podemos decir.

Hay casos de psicosis infantil en los que se verifica la forclusión de la función fálica.

Esa decisión del niño, por más insondable que sea, puede sondearse en un análisis (lo que es verificado por el pase) y puede deducirse como posición subjetiva.

FUENTE: SOLANO SUAREZ, ESTHELA. «LA INSONDABLE DECISIÓN DEL NIÑO» PSICOANÁLISIS CON NIÑOS, LOS FUNDAMENTOS DE LA PRÁCTICA» ED. GRAMA.

Categorías: Psicoanálisis