Psicología

Inicio Psicoanálisis Neurosis de Carácter

Neurosis de Carácter

Publicado por Malena

Según la teoría psicoanalítica de Sigmund Freud, la neurosis de carácter es una forma de neurosis en la que el conflicto defensivo se manifiesta a través de los rasgos de carácter y no por medio de la formación de síntomas específicos.

Es un concepto que no tiene límites fijos ya que es de difícil diferenciación con respecto a su origen, su fundamento, el significado poco desarrollado que tiene para Freud la palabra carácter; además del problema técnico que representa el lugar que debe darse al análisis de las defensas llamadas de carácter.

neurosis de carácter

Desde esta teoría, los antecedentes sobre este tema, son los estudios sobre el origen de ciertos rasgos de carácter, relacionados con la evolución de la libido; y en la teoría y técnica de W. Reich, sobre la necesidad de interpretar las actitudes defensivas que se repiten en los casos rebeldes al análisis clásico.

En general, la expresión neurosis de carácter, se utiliza para designar los cuadros neuróticos que no revelan síntomas, sino formas de conducta que indican dificultades para relacionarse con el ambiente.

Los diferentes tipos de carácter neurótico se relacionan con las enfermedades psiconeuróticas, por ejemplo: carácter obsesivo, fóbico, paranoico, etc., o con las distintas etapas de la evolución libidinal, como carácter oral, anal, uretral, fálico-narcisista, o genital.

Una neurosis de carácter es la que revela una organización patológica en el carácter, y más que prestar atención a la expresión manifiesta del conflicto (síntomas o carácter) hay que centrarse en la forma de organización del deseo y de la defensa.

Los mecanismos de defensa más usuales para explicar la formación del carácter son la sublimación y la formación reactiva.

Las formaciones reactivas modifican definitivamente a la personalidad y evitan las represiones secundarias.

Cuando predominan las formaciones reactivas – que son los hábitos que tienen el sentido opuesto a un deseo reprimido constituidos como reacción a éste – el carácter puede ser esencialmente defensivo, para proteger al sujeto de los instintos y de la aparición de síntomas.

El carácter como defensa se diferencia del síntoma por su relativa integración en el yo, debido a que no es reconocido como patológico y a la racionalización y generalización de la defensa dirigida en un principio contra un peligro específico y que se considera una manera de ser.

La neurosis de carácter indicaría principalmente una forma habitual de neurosis obsesiva en la que se distingue el mecanismo de formación reactiva, pero con sus síntomas característicos, como las obsesiones y compulsiones, más atenuados y menos frecuentes.

A la neurosis de carácter, en oposición a las distintas formas de caracteres neuróticos, se le ha asignado una estructura psicopatológica original.

Al respecto, Henry Sauguet, utiliza el término neurosis de carácter, cuando el compromiso del yo es de tal envergadura que establece una organización parecida a la estructura prepsicópata.

Alexander, Ferenczi y Glover ubican a los trastornos de carácter entre los síntomas neuróticos y las afecciones psicóticas.

La distinción entre estructura y carácter en este contexto reside en que el carácter es como una proyección de las relaciones entre los diversos sistemas, sobre el sistema del yo.

Desde esta perspectiva, un rasgo de carácter se percibe como una disposición inherente a una persona que presenta una identificación predominante con cierta instancia psíquica (por ejemplo: con el yo ideal).

Fuente: “Diccionario de Psicoanálisis”, de Laplanche y Pontalís.

Categorías: Psicoanálisis