Psicología

Inicio Psicoanálisis Satisfacción y final de análisis

Satisfacción y final de análisis

Publicado por Betina Ganim


Respecto el final de análisis, el último Lacan tiene algo diferente que decirnos, respecto del saber en el final. A partir del Seminario 20, Aún, el lenguaje es entendido como una elucubración de saber sobre «lalengua». El saber es, entonces, una elucubración.

Ya no hablamos del Sujeto supuesto Saber que se inscribe en el lugar de la verdad para hacerse efectivo, sino de la verdad como mentirosa, es decir, con los matices de la mentira. Hasta ese punto cae el saber, sostiene Jacques-Alain Miller en su Curso «Sutilezas analíticas» -al que me he estado dedicando hace un tiempo.

image_icon_22

En la doctrina clásica del pase, se supone que el «pasante» testimonia de un saber. Si nos vamos al último Lacan, podemos decir entonces que de lo que testimonia es de su verdad mentirosa… A la vez Lacan está elaborando su concepto de «sinthome», entonces Miller nos da una pista de qué es entonces lo que une estas cuestiones…

El último escrito de Lacan «Prólogo a la edición inglesa del Seminario 11» que Miller publica en «Otros Escritos» (2012), se trata de un «retorno al pase», un retorno más bien discreto, en el que no está explícitamente dicho este retorno ni las rectificaciones que se hacen al respecto, sino que Miller mismo hilvana todos estos temas de una manera que vale la pena transmitirles.

Que Miller haga de ese texto una manifestación de una «reconfiguración» del pase, es su puntuación, su lectura, en la medida en que en ese texto solo trata el tema del pase en tres páginas.

Es que el pase es dos cosas, sostiene Miller:
1) Un acontecimiento (que interviene a lo largo del análisis); y
2) Un procedimiento ofrecido a quien se supone fue sujeto de tal acontecimiento, de tal manera que pueda ser capaz de comunicar algo de eso a la comunidad psiconalítica misma.

Ahora bien, en este último escrito de Lacan no tenemos ninguna referencia sobre el acontecimiento, sino que el pase aparece en términos de «procedimiento» que ha sido inventado para…verificar el final de análisis, para «poner a prueba» el final de análisis.

Miller sostiene en este curo 2008-2009 que aunque en el momento en que Lacan inventa el pase lo esencial es el pase como acontecimiento, , en este texto último («Prólogo…») no tenemos más que la indicación de que en el pase hay satisfacción, que es la del final de análisis. Esto pues lo tenemos que leer en relación a la «Proposición…», en donde elabora (entre los años 1966-67-68) esa compleja construcción el pase, que tenía que ver con la teoría de los grupos. Ante estas elaboraciones, en este último escrito tenemos que el pase, el final de análisis tiene que ver con la satisfacción y en el decirla.

La palabra «satisfacción» es la clave para Lacan, en el sentido de que el análisis como tal implica una satisfacción. Lo que Miller nos quiere dar a entender es que lo que Lacan llama «satisfacción» en este escrito es lo que orienta el curso de un análisis, por lo que un análisis se despliega en su incomodidad, en cierto «mal-estar». Lo que Miller destaca es lo que surge como testimonio de satisfacción. Seguiremos con este tema el siguiente post.

FUENTE: MILLER, J-A. «SUTILEZAS ANALÍTICAS» ED. PAIDÓS.

Categorías: Psicoanálisis