Psicología

Inicio Psicoanálisis Teoría del deseo en Lacan

Teoría del deseo en Lacan

Publicado por Betina Ganim


En el Seminario 4 de Jacques Lacan, «La relación de objeto», si bien podemos decir que lo abre con una controversia, o con una polémica en relación a las teorías del yo y sus intentos de reducir la experiencia analítica a una experiencia imaginaria, no se trata exclusivamente de eso en este Seminario.

Jacque Alain Miller, en su Curso «Donc», destaca otra cuestión central de este Seminario, que en los tres años anteriores, en los 3 seminarios que dio esos tres años, ya Lacan había desplegado ese eje simbólico que prima, ese eje simbólico de la relación imaginaria. Miller sostiene que si en este Seminario hay una polémica, se trata de una polémica interna a la enseñanza misma de Lacan.

deseo del analista

Siempre me ha parecido sobrevalorada esa polémica que le adjudican a Lacan con los postfreudianos…acuerdo con Miller en que tenemos que poder darle otra lectura a esa polémica, y que tiene que ver con el movimiento que se estaba dando en su propia enseñanza: dándole esa primacía al orden simbólico. Y lo imaginario (eje por el que podemos decir Lacan advino al mundo del psicoanálisis) quedaría relegado a lo simbólico.

Claro que no faltan elementos para hablar de una polémica entre Lacan y los representantes de la psicología del yo, pero no hay que quedarse en eso que no es más que un «subproducto» d entra polémica mucho más interesante para entender la lógica de la enseñanza lacaniana.

Lacan nos propone poner en un mismo paréntesis a los 3 primeros seminarios que dio, por lo que entonces si vamos al Seminario que nos ocupa hoy, el 4, tenemos que decir que ya pertenecería a otro ternario: Seminarios 4 (La relación de objeto), Seminario 5 (Las formaciones del inconsciente) y Seminario 6 (El deseo y su interpretación)

En este que sería el tercer movimiento en la intervención de Lacan en el psicoanálisis, ubicaremos (siguiendo el curso de Miller) al concepto de «deseo». En este concepto se concentran todas las dificultades d edu intervención en el psicoanálisis.

Lacan había ya elaborado la dialéctica de la intersubjetividad, y había ubicado ese desdoblamiento y su concentración sobre lo simbólico, el Otro del lenguaje que rompe con esa díada imaginaria.

En este tercer movimiento, las dificultades vendrán en torno al concepto de deseo, tan trillado en el psicoanálisis. Este movimiento Lacan lo va a plasmar en un esquema, un grafo, «el grafo del deseo». Un esquema de dos pisos que Lacan llama de esa manera: «grafo del deseo», aunque ese significante (deseo) no aparezca en el esquema. Es que lo que quiere decir con ese nombre es que las dificultades en este momento tienen que ver con el concepto de deseo.

Miller resume este grafo diciendo que en este momento de la enseñanza de Lacan, el deseo está vinculado a lo imaginario. En el seminario 4 Lacan recuerda que lo que se conservó de Freud es la teoría según la cual el yo es el repertorio de libido, la que se distribuye a los objetos de interés, del deseo.

Aquí tenemos el punto de partida de la teoría del deseo en Lacan. Un concepto que aún así Lacan am`olía, advirtiendo de que no debemos olvidar que el yo está ante todo, vinculado al narcisismo.

FUENTE: MILLER, JACQUES-ALAIN. «DONC. LA LÓGICA DE LA CURA» LOS CURSOS PSICOANALÍTICOS DE JACQUES-ALAIN MILLER.

Categorías: Psicoanálisis