Psicología

Inicio Psicología Cognitiva La Percepción según la PNL(Programación Neurolingüística)

La Percepción según la PNL(Programación Neurolingüística)

Publicado por Malena

La percepción es la capacidad de recibir estímulos del medio por medio de los sentidos: la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato; y de las sensaciones internas; y el cerebro es el que procesa esta información en función a nuestra forma de pensar, experiencias, intereses y preocupaciones; filtros que modifican la realidad y entorpecen y dificultan la comunicación.

la percepción según la PNL (Programación Neurolingüística)

La PNL (Programación Neurolingüística) afirma que si se mejora la capacidad de los sentidos se puede transformar la vida y el objetivo de esta propuesta es el desarrollo de una mayor sensibilidad sensorial.

El pensamiento es el comienzo de la comunicación, que luego se expresa con palabras y gestos, porque cuando pensamos estamos utilizando internamente nuestros sentidos, o sea que vemos, oímos, gustamos, olemos y sentimos las emociones que hemos vivido con la mente y recreamos situaciones e imaginamos escenas futuras.

Los pensamientos no siempre son conscientes y generalmente son producto de estímulos externos o internos. Los primeros por medio de la experiencia y los segundos por los recuerdos.

Podemos tener conciencia de lo que pensamos pero no de cómo pensamos y la mayoría tiende a suponer que los demás piensan igual.

Un pensamiento estimula los mismos circuitos neurológicos que la misma experiencia realmente vivida, o sea que el pensamiento tiene los mismos efectos físicos directos.

Si pensamos que estamos comiendo una fruta jugosa aumentará nuestra salivación aunque no nos llevemos nada a la boca.

No todas las personas utilizan los sentidos de la misma manera. Por ejemplo, algunas habitualmente tienen un diálogo interno con el cual ensayan respuestas y reflexionan sobre ellas mismas; otras son más visuales y piensan en imágenes y otras pueden pensar más en sensaciones.

Cuanto más una persona utilice su mundo interno para pensar, más lejos estará de la realidad; porque estar demasiado ensimismado en los propios pensamientos hace perder de vista todo lo demás, ya que la capacidad de atención es limitada y si se presta atención a una cosa no se puede atender otra.

Según el sistema representativo que utilice una persona revelará también el talento particular que la caracteriza y las dificultades que tiene con otras habilidades.

Los músicos por ejemplo necesitan tener desarrollada la capacidad de tener con preferencia representaciones auditivas; los deportistas las cenestésicas y los escritores las verbales.

Las palabras que utilizamos en nuestro lenguaje reflejan tanto nuestro modo de pensar como nuestro sistema representativo preferido.

Las personas que utilizan el mismo sistema representativo se llevan mejor.

Si tres personas que tienen sistemas representativos habituales, leen el mismo libro, las tres tendrán opiniones diferentes. Por ejemplo si una piensa en imágenes, otra con sonidos y otra con sensaciones.

Cada adjetivo, verbo o adverbio que utilice cada una para expresar sus opiniones, o sea el uso habitual de un tipo de predicado indicará el sistema representativo que la distingue.

Es importante conocer qué sistema representativo nos caracteriza a cada uno de nosotros y cuáles son los sistemas de las personas que nos rodean; porque es la forma de poder entenderse y comunicarse mejor.

Crear sintonía en la comunicación significa tratar de usar los mismos predicados para expresar nuestras ideas al mismo nivel.

Igualar el lenguaje logra un resultado sorprendente sin que sea necesario estar de acuerdo con las ideas de los otros.

Expresar las ideas en un solo sistema representativo cuando hablamos, significa perder la atención de la mayoría de los que nos escuchan.

Fuente: “Introducción a la PNL”, Joseph O´Connor y John Seymour, Urano, 1995.

Categorías: Psicología Cognitiva