Psicología

Inicio Estrés, Psicología Cuerpo-Mente Creencia y Homeopatía

Creencia y Homeopatía

Publicado por Malena

Muchos creen que la Homeopatía funciona por sugestión y que los medicamentos son placebos, o sea que son eficaces solamente si se está convencido que curan.

Sin embargo, los que no creen también se benefician con sus resultados.

En la Revista “Mundo Homeópata” de circulación gratuita, cuya directora es Eva Marta Amadeo Paz; el Dr. Jorge A. Casale escribe sobre una paciente aquejada de artritis reumatoidea.

creencia y homeopatía

Esta enfermedad crónica que produce inflamación, hichazón, deformación y dolor en las articulaciones, es de evolución progresiva e invalidante.

La medicina tradicional clasifica a esta patología según sus síntomas, en atróficas, hipertróficas, gota o psoriasis.

La Homeopatía la considera una enfermedad psicosomática ya que los casos clínicos demuestran que si se indaga adecuadamente, se descubre que los pacientes que la sufren arrastran graves sufrimientos morales, resentimientos y rencores que no han expresado en su momento convirtiendo ese silencio en un reumatismo crónico; porque la carga emocional es tan pesada que progresivamente les va impidiendo a estas personas todo movimiento.

Relata el Dr. Casale en su artículo, dos casos, que por ser tan ilustrativos la redacción de esa publicación recomienda a los lectores que los divulguen.

Una de las pacientes es una señora de 65 años, que al volver de un viaje se encontró con que su hijo se había separado y además con su propia casa embargada debido a la ejecución de una hipoteca, por falta de pago, en la cual ella aparecía como garante.

A lo largo de su vida además, no habían faltado otras circunstancias difíciles de sobrellevar y aún más dramáticas, como por ejemplo, haber pasado muchos meses de zozobra preocupada por la vida de su hijo durante la guerra de las Malvinas.

Durante cinco años fue tratada por la medicina alópata, con cortisona, calmantes y sedantes para dormir, debido a la hinchazón de sus piernas, debilidad en las manos y dolor en las articulaciones. Hasta que decidió someterse a un tratamiento homeopático con el Dr. Casale, presentando rigidez en piernas y caderas y dolores en todo el cuerpo que casi no le permitían caminar.

Fue tratada con Natrum Muriaticum, medicación homeopática indicada para el estado emocional de la mortificación silenciosa que ella padecía.

Después de dos años de altibajos esperados en la evolución, esta paciente dejó la cortisona y los calmantes en forma definitiva, puede moverse con más agilidad y casi no tiene dolor.

Las articulaciones deformadas continúan en esa condición pero sin hinchazón, lo que evidencia la falta de actividad reumática.

Otra paciente, una persona de 50 años, sometida a maltrato físico por su padre y que a los tres años fue abandonada por sus progenitores y dejada en custodia a una tía que también le pegaba, comenzó a los 23 años a sufrir de artritis de hombros, manos y rodillas.

A los 11 años dejó a su tía para cuidar a su madre enferma, que jamás se había ocupado de ella y que además la obligó a casarse posteriormente con alguien a quien no amaba.

Su bronca silenciosa y su actitud de sumisión se sumaron para hacer eclosión temprano en su vida, instalándose en sus articulaciones y afectando sus movimientos.

Los remedios homeopáticos actuaron desbloqueando el pasado y equilibrando la energía vital desordenada, revirtiendo el proceso que propicio la aparición de la enfermedad.

Categorías: Estrés, Psicología Cuerpo-Mente