Psicología

Inicio Psicología Laboral El trabajo en tiempos de crisis

El trabajo en tiempos de crisis

Publicado por María Gómez

Qué difícil resulta gozar de cierto bienestar además de mantener un ritmo de rendimiento satisfactorio en tiempos de crisis. El miedo a que en cualquier momento el puesto de trabajo corra peligro o la ansiedad por lograr objetivos casi irreales para no perder los bonus han entrado con fuerza a formar parte del panorama laboral global.. La imagen del trabajador feliz a la vez que productivo parece quedar para la utopía.

clerk-18915_1920

La Psicología de las Organizaciones se ha preocupado desde sus inicios de humanizar a la empresa en tanto en cuanto su valor primordial reside y depende de los seres humanos que las forman. Cuida del bienestar global de las organizaciones intentando mantener un grado de calidad suficiente en el desempeño común como para que la productividad no se vea afectada por las circunstancias personales, situacionales o macroeconómicas.

Podemos imaginar la complejidad del asunto por la cantidad de variables a tener en cuanta y las relaciones que se establecen entre ellas. Además, contamos también con la subjetividad inherente al concepto de bienestar. Es tan íntimo e idiosincrático que resulta difícil realizar cualquier tipo de categorización.

Además, la crisis económica ha azotado ciertos sectores con especial dureza por lo que ha surgido la necesidad de promocionar y cuidar la salud mental de los trabajadores para mantener a raya trastornos derivados de una situación tan estresante. En realidad, no existe una relación directa entre la felicidad del trabajador y su productividad, aunque es patente que uno trabaja con un ánimo distinto si su satisfacción general con la vida es media-alta que si es baja. Los mecanismos químicos y cerebrales que se activan son diferentes, por lo que la conducta será distinta.

La esencia del binomio radica en la motivación. Nuestras prioridades vitales, nuestras metas o aspiraciones, la gestión de nuestro tiempo, nuestras expectativas en general marcarán el rumbo de nuestra actitud en tiempos de crisis que afecta negativamente a nuestra calidad de vida. De nuevo, ser proactivos nos ahorrará muchos problemas y dificultades a la vez que facilitará la aparición de acciones que impactarán positivamente en nuestra percepción de esta incómoda coyuntura.

No focalices tus esfuerzos en sobrellevar los aspectos que se escapan de tu control, sino que será preferible que te concentres en aquello en lo que puedas influir como cuidar de tu salud, mantener un entorno social saludable, seguir luchando por lograr tus metas y, a nivel económico, reorganizarse de manera que se equilibre al máximo los gastos con los ingresos, prescindiendo de lo que no sea estrictamente indispensable.

El establecimiento de prioridades cuando la situación nos es adversa es un ejercicio capaz de causarnos conmoción pero, simultáneamente, nos liberará de presiones incapacitantes a la hora de tomar decisiones, porque todo caerá por su propio peso.

Todo lo anterior es aplicable al ámbito laboral. Queremos transmitir, pues, un halo de esperanza y de optimismo que repercutirá en la persona y en la empresa de forma provechosa para ambos. No obstante, es un trabajo que debe ser bidireccional por lo que igual que el trabajador ha de poner de manifiesto su compromiso para con la organización, ésta debe proporcionar un feedback proporcionalmente intenso.

 

 

 

 

Categorías: Psicología Laboral