Psicología

Inicio Psicología Laboral Practica Networking

Practica Networking

Publicado por María Gómez

En estos tiempos de precariedad laboral, parece necesario agudizar en ingenio de cara a ampliar el rango de búsqueda. Mover el curriculum vitae apostando por la autocandidatura en empresas del sector y responder a anuncios de ofertas tanto en portales on line como en agencias estatales o empresas de trabajo temporal, son sistemas que siguen dando frutos. No obstante, en ciertos sectores, es difícil encontrar trabajo a través de los cauces normales.

network-577009_1280

Una gran cantidad de puestos de trabajo no salen al mercado formal. Se cubren mediante la facilitación de contactos cuyos perfiles se ajustan a los requisitos. En todas las empresas, hay alguien que conoce a alguien que sabe de alguien que es perfecto para tal o cual cargo.

Es esta filosofía la que cimienta lo que conocemos como networking. Todo el mundo tiene una red de contactos formada por amigos, conocidos, familiares o compañeros de estudios y trabajo entre los cuales la información fluye. Por supuesto, esta información también incluye el ámbito laboral.

No pienses que sólo es cuestión de tener relaciones. La calidad de esas relaciones y el cuidado que les profeses darán cuenta de algunas de tus habilidades así como de las debilidades. Podemos considerar que el tiempo y el esfuerzo empleado en el manejo de esta red constituyen factores posibilitadores de lograr un empleo en algún momento de la vida.

Por ello, te invitamosocial-media-552411_1280sa meditar sobre las características que debe guiar un networking eficaz:

  • Haz que te recuerden. Toma la iniciativa provocando encuentros y creando nuevos contactos siempre que puedas.
  • No estarás tratando con máquinas así que empatiza con la persona que tienes enfrente como querrías que lo hicieran contigo.
  • Pásalo bien con la gente. Conversa, comunícate, participa en actividades de grupo y comparte lo material igual que lo intangible.
  • Interésate por reunir información útil sobre todo lo que te rodee.
  • Ayuda a los demás en la medida de tus posibilidades y apórtales tu punto de vista siempre de manera constructiva.
  • Una persona que mantiene relaciones a largo plazo suele demostrar que es digna de confianza y que es comprometida.

Te habrás percatado de que el conjunto de ideas no difiere mucho de las habilidades, comportamientos y valores que buscamos en los demás a la hora de elegir o priorizar relaciones, o de adaptarnos adecuadamente al medio social estándar.

En efecto, cualquier vínculo establecido, exclusivamente, por interés está abocado a no prosperar. Enseguida tus intenciones serán descubiertas y la otra persona se sentirá decepcionada, y no llegará nunca a sentir un afecto verdadero hacia ti. Por ende, jamás se le ocurriría recomendarte para algún trabajo para el que cumplieras el perfil. No serías digno de él.

En resumen, no  busques relaciones artificiales que no estén fundamentadas en el cariño, el respeto, la diversión y la comunicación. Algún día se podría volver en tu contra y, al final de la vida, posiblemente, acabarías solo y amargado.

Pero si gozas de una red de contactos que esté por encima de condiciones sociales, económicas, y laborales, haz uso de sus ventajas. Tu oportunidad puede estar a la vuelta de la esquina. Nunca se sabe lo que la vida te va a deparar, así que arriesga siempre, ya cuentas con el “no”.

Categorías: Psicología Laboral