Psicología

Inicio Psicología Social La riqueza y la pobreza

La riqueza y la pobreza

Publicado por Malena

Me causa dolor y tristeza la pobreza

¿Es la pobreza en el mundo una condición imposible de superar? ¿Debemos pensar acaso que la dualidad de ricos y pobres existirá siempre? ¿Son los pobres responsables de su pobreza y los ricos de su riqueza?

Creo que la pobreza en el mundo se puede superar y no es tan difícil, sólo hace falta un cambio de conciencia, un cambio en la forma de pensar.

la-riqueza-y-la-pobreza.jpg

Como siempre, los problemas que parecen económicos no lo son, sino que dependen de la educación, las oportunidades y la salud mental.

La única salida para los excluidos y los postergados es darles la oportunidad de educarse y capacitarse, mejorando su medio social y su equilibrio mental.

Estoy segura que la pobreza puede ser erradicada y que no siempre los pobres son responsables de su condición.

Sin embargo, los exitosos atribuyen su éxito a su actitud de ganadores y a sus esfuerzos, sin detenerse a pensar que su riqueza se apoya necesariamente en la colaboración de mucha gente que no es rica y que lo más probable es que no lo sea nunca.

¿Existe la suerte? ¿Para ser rico hay que tener suerte? ¿El pobre tuvo mala suerte?

Para mi no existe la suerte, es más, creo que no existe para nada el azar, porque todo está ordenado, incluso el caos es una forma diferente de orden.

Por lo tanto el rico no es que haya tenido suerte, tuvo una mejor posibilidad de desarrollarse y crecer, pudo hacer lo que le gusta, llegar a capacitarse adecuadamente, o bien pudo heredar una empresa, o no haber tenido ningún escrúpulo para llegar, o bien la hizo él mismo con esfuerzo a partir de condiciones favorables y de contar con una personalidad emprendedora y positiva.

Sin embargo aún así, algunos, los menos, que tal vez tuvieron todas las condiciones para lograr una buena posición económica pueden terminar siendo pobres, si no tienen el equilibrio mental necesario para mantenerse.

Porque el éxito económico no tiene una sola causa, es multicausal, como todas las cosas y depende de muchos factores.

Algunas religiones predican que la pobreza se elige y tratan por todos los medios de motivar a la gente a pensar en grande, levantar su autoestima, dejar los vicios y creer en Dios, y principalmente aceptar colaborar con el diezmo.

El diezmo es el derecho del 10% sobre el valor de ciertas mercaderías que antiguamente se pagaba al rey, pero que ahora ellos suponen que hay que depositar en sus iglesias.

Es indudable el valor de una actitud positiva en la vida, pero no es todo, porque la forma de vivir las experiencias personales es diferente en cada individuo y depende del equilibrio que pueda lograr en las situaciones difíciles.

La filosofía de muchos ricos considera que el gobierno que brinda ayuda a los pobres les roba el dinero a los contribuyentes que han tenido la oportunidad de ganarlo con su esfuerzo y que los impuestos deben destinarse a mantener la justicia.

¿Es justo que la gente se muera de hambre, incluso aunque haya sido debido a su falta de responsabilidad? ¿Es justo que un niño no tenga posibilidades de recibir educación y no tenga dónde vivir?

Aunque a algunos les resulte difícil de creer la mayoría de los pobres tienen dignidad y prefieren trabajar a recibir ayuda por no hacer nada.

No todos los pobres que existen son vagos. Cada persona es un mundo, un caudal de significados que intenta sobrevivir en un mundo cada vez más complejo y más inaccesible si no se cuenta con las condiciones necesarias para ganarse la vida.

En India, la religión convence a los millones de pobres que la habitan que la pobreza es su destino, pero tienen que tener cuidado, porque el gigante está despertando.

Países altamente desarrollados, como Holanda y Suecia, otorgan subsidios por desempleo a todo el mundo que no tiene trabajo o que no puede trabajar, incluyendo a drogadictos, vagabundos y personas que no se pueden adaptar al sistema. Con ese subsidio pueden sobrevivir decorosamente y no morir de hambre o por los rigores del frío en la calle.

La compasión es lo único que se necesita para disfrutar plenamente del éxito.

Categorías: Psicología Social

6 comentarios para “La riqueza y la pobreza”


  • El erradicar la pobreza siempre viene de mano de los Gobiernos. Y claro que es posible. Para ponerte un ejemplo, en un trabajo para mi carrera decidí estudiar la economía Brasileña, bien, resulta que en los últimos años 16 millones de personas han dejado de se pobres. ¿Cómo? pues como dice Lula da Silva «hay que generar riqueza para redistribuirla». Lula incentivo la inversión directa extranjera y así la creación de empleo, aumento el salario mínimo… como puede ver la riqueza genera riqueza. Lo que no se debe hacer como en otros países subdesarrollados es permitir que los gobiernos favorezcan exclusivamente a los grandes empresarios y terratenientes porque así se generan grandes desigualdades de la renta.

    Para erradicar la pobreza basta con un gobiernos capaz de generar riqueza de mano de la inversión privada con sus reglas y condiciones para evitar comportamientos oportunistas y luego ese mismo gobierno sin corrupción que con lo recaudado por impuestos (tanto directo como indirectos) redistribuya la renta en desarrollo (universidades, carreteras, infraestructuras, etc.) y así saciar la demanda de personas mas cualificadas que requiere la inversión privada y además con las infraestructuras aumentar la productividad y así los productos nacionales ser mas competitivos en el mercado interno y externo. Así pues, se acortan las desigualdades de la renta y se genera una mayor potencia consumidora y mayor crecimiento económico.

    Claro que esto requiere mucho trabajo, honradez y amor por el país, unas virtudes que pocos gobiernos de países subdesarrollados tienen.

    Por cierto, en España, como en Holanda y en Suecia, varias comunidades autónomas tiene un sistema de Renta de Integración Social o también le llaman Renta Social Básica para personas que carezcan de los recursos suficientes para vivir. Se percibe la renta hasta que se reintegre a la sociedad y esto se hace mediante cursos de preparación y demás actividades para poder entrar en el mercado laboral.

    Un saludo.

  • Malena, acabo de leer 4 articulos excelentes de usted, pero es este el que me motivo a escribirle, la razon es que desde hace tiempo me hecho la misma pregunta y he concluido que existe un marcada diferencia que entre la pobreza y la pobreza moral.

    Vivo en Morelia, Michoacan, Mèxico y despues de haber asimilado el duelo por el asesinato de civiles en un acto publico, uno reflexiona que estos crimenes que se meditaron y se comenten a diario nos dejan viviendo en una constante angustia. Que hacer, para mi sorpresa existen entre nosotros grupos sociales tan marginados, que el dolor o sufrimiento en el projimo es inexistente, porque la misma sociedad le ha negado la atencion que merecen. Estos crimenes dolosos no son menores de los mismo que se realizan, los especuladores de cuello blanco. Tanto como una comunidad, serà nuestra meta acciones en todos sentidos y de los ciudadanos el mirar a fondo esta nueva realidad.

    Es tiempo de distinguir que es lo que debemos de hacer en el dia a dia.

    Reciba un cordial saludo.

  • creo q, lapobresa sevasa tambien q, algunas personas no permiten q, otras sobresalgan asiendo el camino mas duro, porque en esta vida tiene q, ver lasaviduria pero tambien ha quien conoscas. haunque si tu destino o dios tiene algo guardao para ti esta pordemas q, las personas traten de hacer en el momento indicado todo cambia oprque nadihe sepuede poner al poder de dios. ese es mi punto de vista y emberdad creo q, algo mas grande nos rrige y nose sisea dios oquien pero definitivamete cambia el roll de el ser humano.

  • me parece re interesante pero el no¡mbre de la persona o el autor q escribio esto deberia tener su autor ya que para eso se ponen las ideas

  • Hola Shirley, este artículo es de mi autoría, María Elena Bernardi de Lede, Licenciada en Psicología, (malena) mi curriculum está a la derecha del blog, y escribo todos los artículos de Psicología y Filosofía de este blog, un beso, malena

  • Interesante aproximación al tema de la pobreza. Yo tengo una perspectiva un poco diferente. Prefiero una aproximación más sociológica, en el sentido de considerar a las dinámicas y estructuras sociales. Además, también hay que considerar la situación de cada persona: sus sueños, habilidades y recursos!

    Visiten mi blog!

    http://blogpsicovirtual.blogspot.com/