Psicología

Inicio Psicología Social Psicología Aplicada

Psicología Aplicada

Publicado por Malena

Es más fácil entender con la máquina de aprender

La Psicología nace como una ciencia del alma y de la psique en el ámbito de la filosofía con el objetivo de comprender los problemas psicológicos humanos desde un punto de vista espiritual.

Posteriormente, con el auge y desarrollo de las ciencias naturales, también se inserta como una ciencia más, otorgándole importancia relevante a la relación entre el comportamiento y el sistema neurofisiológico, tratando de encontrar patrones que explicaran la conducta.

Psicología Aplicada

La Psicología Experimental desarrollada en el laboratorio de Wundt en Leibnitz, fue el primer paso para intentar convertir a la Psicología en una ciencia.

Aunque los psicólogos alemanes estaban interesados más en una Psicología científica, los norteamericanos comenzaron a utilizar esos conocimientos para solucionar los problemas en la práctica.

La segunda guerra mundial había traído como secuela nuevas necesidades en el ámbito de la psicología y la psiquiatría. Los veteranos de guerra sufrían neurosis de guerra y era indispensable recuperar socialmente a esas personas que no podían superar los efectos devastadores vividos en la contienda.

Otros tenían que superar la pérdida de sus seres queridos, la destrucción familiar, el ingreso en el mundo laboral y el cambio del estilo de vida.

John B. Watson (1878-1958), psicólogo estadounidense formado en la Universidad de Chicago, con gran oposición, logró dar a conocer el Conductismo, afirmando que la psicología debía limitarse al estudio objetivo y experimental de las relaciones entre los acontecimientos ambientales y la conducta humana.

Atraído por las experiencias realizadas en Rusia por Pavlov, y la filosofía empirista de John Locke en Inglaterra, propugnó el uso de animales para estudiar los reflejos y las respuestas condicionadas, ampliando posteriormente los principios y métodos que había empleado en esos experimentos para aplicarlo a los seres humanos.

El Conductismo de Watson dejaba de lado la existencia de los conflictos emocionales internos y sólo aceptaba tres emociones básicas instintivas, el miedo la ira y el amor.

A este psicólogo sólo le interesaba la conducta manifiesta y todo lo demás era puesto entre paréntesis.

Lo que somos depende enteramente de lo que aprendemos y así como se aprende se puede desaprender y por lo tanto cambiar.

El poder del aprendizaje adquirió una importancia relevante y tuvo grandes implicancias en la crianza de los niños, la educación, la publicidad y la organización social.

Las creencias de Watson se ajustaban perfectamente a la ideología pragmática norteamericana, que enfatizaba la igualdad de oportunidades, la practicidad del factor no emocional y la fe en el progreso.

De todos modos no fue sólo Watson el único que predicaba las bondades del conductismo sino que ya se estaban abriendo camino otros psicólogos con las mismas tendencias hacia la objetividad y la importancia del medio ambiente.

En Estados Unidos, actualmente, gran parte de la teoría del aprendizaje es conductista.

En 1920 Watson se dedicó exclusivamente a la psicología aplicada, dejando su teoría conductista sin terminar, considerada por sus críticos como incompleta e incongruente.

Sin embargo, era un movimiento imposible de detener. Surgen así otras teorías con la misma orientación pero basadas en el refuerzo como elemento esencial para obtener el aprendizaje.

Teniendo cuenta en el hecho incuestionable de que todos hacemos aquello que nos proporciona placer y tratamos de evitar lo que nos ocasiona dolor, atribuyen al refuerzo una importancia relevante.

Thorndike fue uno de los teóricos del refuerzo experimentando con animales. Consideraba a la ley del efecto como un elemento determinante de la conducta.

Thorndike era un hombre interesado en el aspecto práctico y se preocupó especialmente en la psicología de la educación.

Skinner fue otro teórico del refuerzo que trabajó con animales para experimentación. Skinner demostró mucho interés en la aplicación de los principios del aprendizaje a las situaciones prácticas complejas. Señaló las diversas formas de refuerzo utilizadas en el control político, social y económico; y describió una comunidad utópica en la cual los principios del aprendizaje podrían ser utilizados para crear una forma ideal de organización social.

Skinner propone el aprendizaje programado en las escuelas mediante la utilización de una máquina para enseñar que haría posible la enseñanza individual, más rápida o más lenta según la capacidad del alumno, cuyo reforzador para el alumno sería lograr coincidir en los exámenes con las respuestas correctas que proporcionaría dicho artefacto.

El conductismo y las terapias cognitivas que surgieron posteriormente constituyen un cuerpo de conocimiento aplicado a todas las áreas de la sociedad determinadas a lograr objetivos.

Categorías: Psicología Social