Psicología

Inicio General, Psicología Laboral ¿Cómo desconectar del trabajo?

¿Cómo desconectar del trabajo?

Publicado por Lic. Maria V.

El problema de la adicción al trabajo o los problemas de estrés relacionados con lo laboral están cada vez más presentes en el último tiempo. Escuchamos hablar de burn-out, y del término workaholic con frecuencia en áreas institucionales y empresariales.

La inestabilidad económica y las dificultades para llegar a fin de mes aumentan el estrés laboral. Quienes no tienen estas problemáticas, sin embargo, suelen entrar en la rueda productiva. A veces con muchas dificultades para correrse de ahí.

Sabemos que el sistema de competitividad actual prioriza el rendimiento y la producción, en detrimento de la salud de las personas que forman parte de estos procesos. Sin embargo, las empresas e instituciones están desde hace un tiempo buscando alternativas, ya que notan que los empleados que no están bien tampoco pueden trabajar de manera efectiva.

Es fundamental poder concientizar acerca de aspectos de salud mental de la población laboral y poder trabajar en prevención y promoción de la salud para evitar que ciertas problemáticas avancen o empeoren. El énfasis no debería estar puesto en que no se pierda la productividad, sino en garantizar que se respeten áreas de la vida de los individuos que son muy importantes para su salud y su desarrollo.

Lamentablemente, cuantas menos necesidades básicas estén cubiertas menos posibilidades hay de que estos aspectos puedan efectuarse. Del mismo modo, no todas las personas pueden acceder a las actividades que aquí se describen, porque gran parte de su día a día está invertido en conseguir lo necesario para sobrevivir.

Más allá de esto se considera que mucho  puede implementarse en distintos contextos, según el enfoque y las características de las actividades elegidas. El deporte y el arte en contexto comunitario son herramientas preventivas y promotoras de la salud muy frecuentes y efectivas, por ejemplo.

Adentrándonos ya en las herramientas para poder desconectar de lo laboral, diremos en principio que en la mayoría de los casos la persona no puede voluntariamente desconectar del trabajo porque hay cuestiones inconscientes ligadas a ello. No es una cuestión de falta de voluntad, por tanto, no necesariamente se va a resolver por leer estas propuestas. Sin embargo, conocerlas como parte importante de la vida saludable de una persona pueden ayudar a concientizar con cuánta frecuencia esto forma parte del día a día, funcionando tal vez a modo de auto-registro y permitiendo buscar ayuda en el caso en que se necesite.

Desconectar de lo laboral implica verdaderamente poder orientar la energía en algo que no tenga relación con ello. Algunas de las áreas y actividades más importantes que deberían tener lugar son:

  • Hobbies. Actividades que generen placer y se lleven a cabo solamente por esto, y  por ninguna otra finalidad. Aquí entran gran cantidad de propuestas artísticas. A veces las personas incluyen en sus «pasatiempos» actividades que tienen de trasfondo otra finalidad (gimnasia, para adelgazar, por ejemplo; o actividades que aparentan ser de ocio pero que en realidad están ligadas a un deber o exigencia. Ejemplo: leer, pero libros que tienen relación con el trabajo).
  •  Tiempo de relajación. Implican conexión con el cuerpo y sus necesidades, permiten cortar con la vorágine cotidiana y atender al mundo interno: yoga y meditación, por ejemplo.
  • Tiempo de descarga física. Aquí sí entran actividades físicas, relacionadas con la salud también desde el punto de vista orgánico. Caminar, bailar, correr, nadar, andar en bicicleta. Actividades que impliquen un monto de descarga a través del cuerpo.
  • Tiempo vincular. De encuentro con amistades o familia, pero que impliquen conversaciones o actividades no relacionadas con el mundo laboral.
  • Tiempo al aire libre, y en contacto con la naturaleza.

Estas áreas deberían respetarse y cuidarse. Deberían tener un lugar de importancia en la vida de los y las trabajadore/as para fomentar la salud integral de las comunidades.

Categorías: General, Psicología Laboral