Psicología

Inicio General, Psicoanálisis Estadística

Estadística

Publicado por Betina Ganim

He venido diciendo en los posts anteriores de esta diferencia que radica entre el pedido de tratamiento, la demanda que trae un paciente a la consulta, y el deseo.

Necesidad, demanda y deseo es una triada muy conocida en la enseñanza de Lacan, que tiene todo su desarrollo en uno de los escritos que considero fundamentales en lo que hace a la clínica psicoanalítica «La dirección de la cura y los principios de su poder».

estadisticas

Esta tríada la he trabajado ya en este blog, así que los invito a leer el post correspondiente.

Pero hoy lo que quiero decir siguiendo el hilo de mis publicaciones anteriores, es que es en las entrevistas preliminares que puede entreverse esta distancia entre demanda y deseo.

Claro que de esto no podemos hacer estadística! Con el análisis no se puede hacer estadística -aunque los norteamericanos se esfuercen en ello, por ejemplo planteando la pregunta de si con el «método lacaniano» se obtienen mejores resultados, en qué proporción, etc…

Pero el tema es que en relación al «éxito» o «fracaso» del método, no podemos decir mucho, porque trabajamos con otros registros, fundamentalmente porque esos criterios tienen que ver con cada sujeto.

Solo podemos hacer «estadísticas» con nuestras propias categorías, que no «encajan» con las pretensiones del mercado…

Por eso no se puede establecer ni el tiempo de cada entrevista o cada sesión, como así tampoco se puede establecer cuánta gente entra en análisis después de un tiempo de entrevistas preliminares…

Y si eso nos nos interesa es porque el discurso del analista no sigue las leyes del discurso del Amo moderno…Las estadísticas en el campo de lo «psi» sirven para el control de las empresas de salud, etc…Para regular prácticas y evaluar su eficacia para las políticas actuales en salud mental por ejemplo.

Nada tiene que ver con la ética del psicoanálisis. Lo simbólico, lo real, lo imaginario, que sabemos son los registros con los que operamos los analistas lacanianos, ¿cómo medirlos en una sesión por ejemplo?

¡No se puede medir la distancia entre demanda y deseo en términos estadísticos!

Sí podemos decir que si un paciente viene a consultarnos para obtener simpatía, pues que se busque un amigo, ¡le iría mejor! Si lo que pretende es que lo amen, buscarse un amante le será más conveniente seguramente…

Lo que pretendo decir es que si nos quedamos en la demanda, en lo que el paciente viene a pedir, ayuda, amor, comprensión, amistad, etc. sin ver la distancia que existe entre eso y su deseo, no hacemos psicoanálisis.

Y si el paciente quiere permanecer en esa demanda, tampoco podemos obligarlo a emprender el camino de un análisis, que tiene más de amargo que de dulce… Que implica un camino de pérdida, pero no sin ganancia. Y lo que se gana es saber sobre su deseo, que no está nada mal…

Ahora bien, cada uno, con la demanda que trae, tendrá que hacer su propio trabajo de encontrar esa diferencia, esa distancia con su deseo.

De eso se trata en esa frontera de la que vengo hablándoles, de ese límite entre las entrevistas preliminares y el análisis propiamente dicho.

Categorías: General, Psicoanálisis