Psicología

Inicio General La Depresión II

La Depresión II

Publicado por Malena

Tabla de contenidos de La depresión

  1. La depresión
  2. La Depresión II
  3. La Depresión III

La Depresión II

La depresión es una de las afecciones más frecuentes en estos días y lo peor es que es contagiosa. El depresivo expande mala onda por medio de mensajes apocalípticos desde una teoría del caos, que intenta difundir, para quitarle la esperanza a todos los que están dentro de su radio de influencia.

La culpa es el punto débil de los depresivos. Hay que operarse de las culpas, extirparlas de raíz para que nunca más vuelvan a torturarlos. Esta operación se logra por medio del perdón. Perdonarse a si mismo por todo y perdonar todo a todos.

Se considera una patología cuando la persona no puede realizar una actividad cotidiana normal y desde la mañana está deprimido, sufre de insomnio, pierde la motivación para vivir, sus movimientos se tornan lentos, arrastra los pies para caminar, siente una tristeza extrema y una visión del mundo pesimista. Puede tener delirios de persecución, miedos, culpa, y tener ideas de suicidio.

También puede caer en adicciones a las drogas, al alcohol, a la comida, al cigarrillo, para atenuar sus síntomas, que no obstante se suelen agravar después de sus efectos.

Ante la presencia de estos síntomas es indispensable la consulta con un médico clínico que evaluará la necesidad de una derivación.

No siempre se trata de una enfermedad grave, de acuerdo al nivel y persistencia de los síntomas a veces es el modo personal de ver la vida el que provoca un estado anímico depresivo. Los desengaños, las desilusiones, las pérdidas a veces no pueden ser elaboradas ni asumidas provocando un estado de tristeza y melancolía que permanece como parte de la personalidad.

Una forma de modificar este hábito de comportamiento es comenzar a hacer cosas nuevas. Un nuevo trabajo o estudio, una artesanía, un curso de aprendizaje, nuevos amigos, cambio de domicilio, de muebles, de ropa, de peinado. Hay que cambiar todo, porque seguramente hay algo que estamos haciendo mal.

El cambio modifica el modo de ver la realidad brindando una nueva perspectiva y la oportunidad de elaborar proyectos. Cuando hay planes no hay depresión, hay deseos de vivir para realizarlos.

Nos deprimimos porque nos cuesta cambiar. El cambio es oportuno y eficaz justamente frente a la adversidad, porque todo lo que ocurre a nuestro alrededor tiene un sentido más allá de nuestra percepción inmediata y los acontecimientos representan nuevos desafíos.

Recién nos atrevemos a cambiar cuando «la sangre llega al río».
Ahora es el momento justo para empezar de nuevo.

Muchas veces, las vueltas de la vida nos parecen demasiado crueles, sin embargo, con el paso del tiempo nos damos cuenta que era lo que tenía que suceder para nuestro propio bien.

Es muy difícil ver la realidad cuando los sucesos que nos parecen inexplicables nos desbordan.

La fuerza del carácter es la que permite a una persona no desmoronarse frente a las dificultades o las pérdidas, porque se pueden dar cuenta que todo lo que tenemos es transitorio, nada dura para siempre y es inútil aferrarse demasiado a las personas o a la cosas.

Tenemos que aprender a disfrutar de los momentos felices y después soltar, dejar fluir, sin sufrir porque es la ley de la vida.

Sólo nos tenemos a nosotros mismos, los demás no son de nuestra propiedad, tienen su propio sendero y lo único que podemos hacer por ellos es amarlos y ayudarlos, sin exigir nada a cambio, porque el solo hecho de ayudar a otro nos colma de satisfacción y le da sentido a nuestra vida.

Las cosas que nos pasan les ocurre a muchos, la diferencia es la forma de vivirlas.

Nos preguntamos ¿cómo puede sobrevivir la gente frente a terribles tragedias? Todos nacemos con la fuerza necesaria para experimentar cosas inevitables pero algunos prefieren dejarse llevar por la desesperación y se empeñan en sufrir el resto de sus vidas.

El Ego es el que no puede desprenderse del sufrimiento, porque nuestro verdadero yo tiene la capacidad de vivir naturalmente todas las experiencias sin sufrir, permaneciendo en nuestro interior como un testigo silencioso.

Lo cierto es que estamos en esta vida sin haberlo elegido y es probable que haya razones que desconocemos. Mientras tanto es mejor vivir todo lo que nos depara esta existencia sin oponer resistencias, porque nos empeñamos en buscar lo que queremos y no en encontrar todo lo demás que surge espontáneamente sin quererlo.

Solamente los que están dispuestos a empezar de nuevo todos los días con entusiasmo pueden ser más felices, olvidándose de ellos mismos y entregándose a la providencia.

Categorías: General

7 comentarios para “La Depresión II”


  • hola Malena
    muy interesante lo que esta vez nos dices me gusta esta exprecion:»Tenemos que aprender a disfrutar de los momentos felices y después soltar, dejar fluir, sin sufrir porque es la ley de la vida.» en mi caso particular lo estoy entendiendo. gracis sigue adelante.
    te mando un beso marcelino

  • Hola Marcelino, gracias por escribirme, no es fácil entenderlo porque estamos muy condicionados por la cultura. Antiguamente cuando alguien fallecía contrataban a mujeres para llorar en los velatorios, como una necesidad de mostrar dolor.
    La muerte o el fin de las cosas entendidos como algo malo que viene de afuera cuando en realidad es algo natural de la vida que hay que aprender a aceptar.
    Un beso, malena

  • Hola muy bonito y cierto lo q dices, pero en mi caso particular sufro una desiluci;on o desepcion con mi pareja por su infidelidad y la verdad se me hace muy dificl emprender el nuevo camino0, creo es lo q dices miedo al cambio como puedo ayudarme gracias un beso

  • Hola Viviana,
    La infidelidad de una pareja es una actitud que no se limita solamente a esa relación. La persona capaz de engañar a una mujer, actúa en forma desleal con todo el mundo, es alguien en quien no se puede volver a confiar más, porque es su forma de ser, egocéntrica que busca nada más que su propio placer sin importarle las consecuencias y el sufrimiento de los demás.
    Por lo tanto no es digna siquiera de una sola lágrima.
    Seguramente sientes baja tu autestima y te echas la culpa. No tienes ninguna culpa de los errores de los demás.
    Aprende a vivir tu propia vida sin involucrarte demasiado en relaciones poco confiables.
    Ama tu trabajo, estudia, crece, madura, y no te aferres a nadie demasiado.
    Tu te mereces lo mejor, alguien noble que te valore y te respete.
    Te mando un beso, malena

  • hopla yo pues sufro mucho por un chavo que me deciluciono bien gacho me nego varias veces me ponia el cuerno ahora andube con un chavo solo para olvidar a mi ex pero siento que no puedo mas quisiera cortarlo por que ya se esta clavando conmigo y pues prefiero cortarlo que se clave mas y mas conmigo dime que hacer bueno adios besos

  • HOLA, YO CONOCI A UN CHICO HACE UNOS AÑOS Y DE PRONTO CON EL ENCONTRE LA FELICIDAD PERFECTA. DESPUES DE UNOS AÑOS EL ME DEJO Y DESDE ENTONCES MIRO LA VIDA CON DISTINTOS OJOS, SOY FRIO ,CALCULADOR Y SIENTO QUE SERA IMPOSIBLE VOLVER A SER QUIEN ERA PORQUE EL ABANDONO QUE SENTI FUE TAN GRANDE QUE QUEDE VACIO. HOY VIVO BIEN, DENTRO DE LO QUE CABE PERO SI ESTO ES MADURAR O SI ESTO ES LO QUE DICEN LOS PSICOLOGOS ETAPAS DE LA VIDA. PREFERIRIA SEGUIR SIENDO AQUEL NIÑO INOCENTE QUE QUERIA DE VERDAD Y SINCERAMENTE QUE NO EN EL MONSTRUO CON MINIMOS SENTIMIENTOS QUE SOY AHORA. CREO QUE EL PROBLEMA REAL SON LAS PERSONAS QUE HACEN DAÑO A OTRAS QUE NO MERECEN RECIBIRLO.

  • Hola Malena!!!

    Felicidades por tu articulo, tienes mucha razón en todo lo que planteas….pero hoy en dia es lamentable ver como el indice de este trastorno no solo ha afectado a los adultos sino a los niños, los cuales solo se tendrian que preocupar por jugar, sonreir y divertirse; lo cual nos lleva aplantearnos como sociedad que estamos haciendo para generar esto en los pequeños, pero en fin es una pregunta que solo cada uno de nosotros nos tenemos que contestar.

    Pero bueno nuevamente regresando al tema de tú articulo, tienes razón en muchas cosas, hay personas que no logran superar muchas cosas de su vida y otras que pasan por cosas terribles y logran salir adelante, yo me he dado cuenta que esas personas que llegan a superarlo son las personas que tienen la capacidad de hablarlo, de pedir ayuda, de decir no puedo con esto y tambíen son aquellos que tienen tolerancia a la frustración y se hacen responsables de su vida…no se si me equivoque pero para mi esa es la diferencia.

    Me despido sin antes nuevamente felicitarte y dejarte unas frases que unas colegas me han dicho en algun momento…
    *Estar triste es inevitable pero el estar aun más triste es opcional.
    *Se resiste primero y se supera despues para seguir viviendo lo mejor posible.

    Atte: Psic. Guadalupe (México D.F)