Psicología

Inicio General La Depresión III

La Depresión III

Publicado por Malena

Tabla de contenidos de La depresión

  1. La depresión
  2. La Depresión II
  3. La Depresión III

La Depresión III

“…Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero. Porque cada edad tiene su placer y su dolor y es necesario dejar que fluyan entre nosotros” Víctor Hugo.

La depresión es una afección frecuente en la actualidad, por múltiples razones, algunas aún inexplicables para la ciencia.

La persona depresiva percibe sólo el lado negativo de la realidad. Su punto de vista lo lleva a no aceptar las cosas como son, pretendiendo tal vez un mundo utópico donde él sea el centro, porque el narcisismo es su característica principal.

Según la Teoría Psicoanalítica de Sigmund Freud, el narcisismo, en alusión al mito de Narciso y el amor a la imagen de sí mismo, es una característica de una fase intermedia del desarrollo psicosexual, entre el autoerotismo y el amor objetal, durante el cual aún no hay distinción entre el sí mismo y el pecho materno.

Si durante esa fase se produce un trauma, ya sea por ausencia o exceso de gratificación, queda fijada en la personalidad esa representación, de manera que posteriormente las relaciones de amor tenderán a ser de tipo simbiótico y dependiente, sin diferenciación yo-no yo. El narcisismo sería un estancamiento de la libido, que ninguna relación de objeto permite sobrepasar completamente.

El único mecanismo de defensa en esa etapa, es tragarse el pecho materno o rechazarlo para hacer desaparecer la excitación que le provoca la frustración o la gratificación, quedándose con la culpa por haber eliminado al objeto.

La culpa es un sentimiento presente en todas las personas que sufren de depresión que se acentúa en situaciones de pérdidas.

Resulta difícil para estas personas elaborar emocionalmente estas experiencias traumáticas e integrarlas a su personalidad, cuando la fijación al trauma es tan arcaica, pero nada es imposible.

Un Cuento para pensar

Agapito y Florita

Agapito era un depresivo, y aunque ya tenía cuarenta años, siempre estaba buscando un pecho para refugiarse, un hombro para apoyarse, un brazo para aferrarse, una mano para ayudarse y también una silla para sentarse.

Él ya tenía todo eso, porque estaba rodeado de personas que lo querían, pero no le alcanzaba para alegrarse, y dejaba pasar los días pensando en forma negativa para después lamentarse.

Agapito no tenía pareja, ni hermanos, ni madre, ni padre; tampoco tenía trabajo, sólo tenía algunos fieles amigos y unos alquileres heredados.

No había mucha diferencia entre él y el ficus que tenía en el balcón, porque los dos vegetaban, pero sólo el ficus crecía mientras él sólo dormía.

Agapito era depresivo pero no tonto por eso se le ocurrió un día la idea alentadora de comprarse una computadora.

Para aprender a manejarla, Florita, la hija del encargado de su edificio, le daba clases particulares.

Mucho no aprendía pero se enamoró, y como todo depresivo que piensa en negativo se reprimió.

Florita también estaba enamorada pero tampoco dijo nada.

También ella era depresiva y no quería pensar en lo que le sucedía porque ni a soñar se atrevía.

Y así los dos siguieron juntos, él aprendiendo y ella enseñándole computación, mientras la computadora era la única testigo de ese oculto amor.

Hasta que un día pasó lo inevitable: como estaba muy ventoso a ella le entró una basurita en el ojo.

Agapito trató de ayudarla temeroso, y por primera vez se precipitó en el profundo abismo de sus ojos.

Hipnotizado por su hechizo la besó en la boca, como nunca antes había besado a otra.

Como había aprendido computación y estaba contento, al poco tiempo se mudó a otro departamento.

También encontró trabajo como secretario del gerente de un Banco y como ya no se acordaba de su depresión decidió declararle a Florita su amor.

Florita por primera vez sintió alegría de tan feliz que se sentía.

Pudo dejar al psiquiatra y a las pastillas, y su vida dejó de ser una pesadilla.

Sólo el amor los liberó de su aflicción.

Categorías: General

14 comentarios para “La Depresión III”


  • hola Malena, da la casualidad que con el papá de mi hijo, nos conocimos en una etapa en la que estabamos depresivos los dos, y ahora tendo la duda si lo que habia entre nosotros era amor, ya que lo ultimos que hicimos fue «amarnos», cada uno se afirmo sobre oe otro a tal pundode absorverlo totalmente, y de apopco empezamos a volcar tambien las fristraciones, fracasos, y todo lo negativo quese fue dando a causa de que estabamos super negativos, no se se habia amor, porque segun loque ilistra el cuento el amo rtendria que haber sido ms fuerte, ahora estamos separados, porque la relacion llego hasta la violencia, pero lejos nos extrañamos, y yo no me imagino con otro hombre, primero porque es el papá de mi hijo y segundo porque compartimos valores y principios, como hacer para que el resentimiento no influya en el presente? puede ser que nos hayamos confundido amor con lastima porque los dos sabiamos lo que sentia el otro, la angustia que se siente en depresion? te mando un beso. Vann

  • que raro? porque puedo hablar de muchosde los articulos que presentas? mesiento re sufrida. beso

  • Hola Vann, las personas que tienen la misma patología psicológica tienen a atraerse, por eso el cuento. El final no indica que sea así en la realidad, porque es un cuento, por lo general se convierte en una relación simbiótica si ambos lo toleran, a veces sí, son esos matrimonios que «ni un si ni un no», uno vive sometido y el otro somete, pero los dos se fagocitan, se necesitan y son uno solo, no dos. Pueden llegar a ser felices a su manera, pero pueden tener conductas neuróticas, arranques de violencia por donde sale la energía de querer Ser y no poder. Es el tipo de pareja simbiótica de la cual hablo en uno de mis artículos que escribí sobre las parejas.
    El amor de una persona depresiva es posesivo, no hay diferenciación yo no yo.
    Un beso, malena

  • hola Malena, gracias por tu comentario, siento eso que decis, siento impotencia por sentir que no «puedo ser», siento que es muy dificil y me rindo a 10 pasos del camino, gracias, yo tambien te mando un beso.

  • Hola Vann, no es difícil, sólo hay que dejarse llevar y escuchar la voz interior. Aprender a VER alrededor, porque lo que es para nosotros está siempre cerca.
    Una vez que eliges tu camino, tienes que proponerte objetivos y cumplirlos para aprender a confiar en ti. No abandonar nada aunque te canses. Todos nos aburrimos, la diferencia es la tenacidad y el compromiso con nosotros mismos. Un beso, malena

  • hola bueno esa historia es muy conmovedora y muy linda me gustaria que fuese real…y es cierto el amor lo puede tooo a pesar d las tormentas que t pueda pasar…y muxo mas debemos d pensar en el amor d DIOS d nuestro padre celestial…si nos damos cuenta a EL no le importa lo fisico si no lo interior y es lo mas bello para el y por mas que seamos las peores personas el nos ama como somos y siempre sera asi recuerden siempre q t ama y solo a ti…. amalo piensa en grande piensa en dios tkm cuidense….

  • Hola Malena,

    Me siento un poco desesperada, o un bastante desesperada. Mi madre está extremadamente deprimida y no se que hacer para ayudarla. Yo me cambiaré de residencia después de haberme casado hace unos dias, y me voy a otro continente. Ella estaba muy feliz al principio pero ahora no deja de llorar y de decir que ella se va a morir y nunca mas me volverá a ver. Ella irá con un psicólogo pero yo no se que puedo hacer para ayudarla si al verla llorar, me da tristeza también y no me puedo contener. Me siento tan triste de que ella esté triste y ademas me entristece el que ella no pueda estar feliz por mi.
    Ojalá haya alguien que me pueda ayudar.

  • Hola Violeta, tienes derecho de hacer tu vida, tu madre se tendrá que adaptar, no puedes hacer nada más que comunicarte periodicamente con ella por Internet con imagen. Las distancias se acortan con la tecnología. No puede amenazarte que se va a morir, porque eso es manipulación, en tal caso tu no eres responsable. un beso, malena

  • Hola Malena, muchas gracias por tu respuesta, la verdad escribí pensando en que nadie me iba a escuchar. No es que yo vaya a detener mis planes, lo que pasa es que quisiera que hubiera una forma en la que yo le pueda ayudar a disminuir su dolor. En serio muchisimas gracias por responder.

  • Hola Malena, el cuento q aquí publicas hace un llamado a la reflexión, principalmente a los q tenemos conciencia de padecer de problemas como la depresión, y q por diversas razones no nos atrevemos a admitir ante nuestro entorno, a veces es difícil admitirlo ante nosotros mismos. Mi caso en particular consiste en q soy totalmente depresiva desde hace años, nose si con el tiempo lo he logrado superar o es q ya me he acostumbrado a vivir inmersa en este mundo de tristezas, silencios e incorfomidades. aún sabiendo q padezco de depresión crónica diría yo, temo en pedir ayuda a mis familiares, ya q quizás sea visto como una sugestión de mi parte, quienes conforman mi entorno siempre han pensado en q est tipo de cosas sólo le pasan a los demás y no a uno. A los 14 años intenté suicidarme, y luego de mi recuperación todo volvió a ser igual, hoy en día temo al no haber atendido mi problema con mayor seriedad y q hoy eso tenga consecuencias. En realidad nosé qué hacer, no cuento con apoyo q me ayude a sobreponerme a est problema, mi mayor temor es q un día ya sea tarde, sin embargo, doy gracias a dios por si quiera poder haber aceptado mi problema. Agradezco tu ayuda… Gracias de antemano.

  • hola bueno mi historia es un poco rara. Yo hace dos meses conosco a un chico super tierno, el primero estabare engachado y yo estaba aturdida, habia veses q no lo queria ver.EJ:el me decia para vernos y yo le inventava cualquier escusa para no verlo.ahora q me decidi a dar para delant lo noto raro, por momentos distant por momentos no, y aveses pienso y no qiero apurarlo porque yo tambien pase por esto pero despues lo pienso y me doy cuenta de que si yo tube esa confucion , jamas se lo hice notar en cambio el no es disimulado y ami me duele…
    Yo heee sufrido lo sufuciente por amor y no quiero sufrir mas y nesesito tu opinion al respecto

  • Hola Laura, los otros son el espejo de uno mismo. Tu no estabas muy motivada y ahora él está haciendo lo mismo.
    No parece la persona para ti, un beso, malena

  • hola malena,
    bueno hace como un año conci a un chico con el que sali por tod este tiempo y estuvimos juntos pero no como algo formal, no como enamorados pero yo si queria estar con el, hasta que el me dijo que hasta aqui nomas las cosas y se alejo de mi depues de un mes el volvio hablarme como si nada luego me dice que me quiere y me lo repetia a cada instante y yo no le decia nada y lo peor de todo me dice que tiene miedo de tener algo serio y que tambien tien dudas si yo tambien lo quiero, la verdad yo si lo quiero y no lo pude olvidar despues de tanto tiempo pero tengo miedo de enamorarme perdidamente y que el solo est jugando conmigo. espero tu respuesta gracias

  • Hola Alessita, no puedes vivir con miedo, si tomas una decisión tienes que entregarte a lo que has elegido, pero no confíes en los chicos confusos e indecisos, porque son traicioneros. un beso, malena