Psicología

Inicio General La importancia del psiquismo.

La importancia del psiquismo.

Publicado por María Fay

Frecuentemente se desconoce cuán importante es el estudio del psiquismo y sus alcances.

Para Carl G. Jung, la psique es el eje del mundo. Y tiene sentido. Todo lo que conocemos ha dependido de ella. Todas las elaboraciones culturales, las reflexiones, las creaciones humanas, el lenguaje, dependen de la acción del Psiquismo. Sin embargo, no se atiende a sus cuestiones de la forma que mereciera.

Un pequeño cambio en el factor psíquico es de gran importancia para el conocimiento y la construcción de la imagen del mundo.

La importancia radica en la Integración de contenidos inconscientes, fundamentalmente del Inconsciente Colectivo. De no atenderse a estos aspectos se corren riesgos fácilmente identificables en el mundo contemporáneo.

La conciencia del yo, para Jung, depende de dos factores: de la conciencia colectiva y del inconsciente colectivo. Este último a su vez se subdivide en contenidos Instintivos y Arquetípicos. Jung destaca la importancia de atender a estos últimos.

Estos contenidos frecuentemente se descartan como irracionales, se reprimen. De esto resulta que cuanto más carga acumula lo reprimido, más aumenta la posibilidad de transformarse en su contrario: conversión en su opuesto que desencadena en la conformación de «el Hombre masa», que puede implicar todo tipo de fanatismos.

El Yo mantiene su independencia si no se identifica con uno de los contrarios, sino que logra mantener el equilibrio entre ellos. Esto sólo es posible si se tiene conciencia de ambos a la vez.

El proceso de identificarse con una verdad considerada absoluta lleva a una gran catástrofe, porque obstaculiza toda evolución espiritual posterior. Según Jung, en lugar de Conocimiento, lo que aquí se logra es Convicción. Y en esto no hay evolución posible más que la lucha por una postura. En el campo moral esto se manifestó como lucha cósmica entre el bien y el mal.

Desde la evolución científica el esmero está orientado mayormente al objeto exterior en lugar del propio estado anímico. Los hechos psíquicos, sin embargo, necesitan  de investigación .

La psicología es una ciencia que no posee objeto externo alguno, sino que el psiquismo es su objeto. El psiquismo es a la vez que el objeto, el medio por el cual se logra estudiarlo. El psiquismo es el medio gracias al cual se logra cualquier tipo de investigación científica, de modo que debemos prestarle la debida atención.

Jung hace hincapié en la necesidad de estudiar los aspectos inconcientes de la psique. La consecuencias son, desde su punto de vista, catastróficas si la Conciencia subjetiva se identifica con la Conciencia colectiva, sin atender a su sombra. De aquí nacen los fanatismos y el ser humano ha llevado a cabo por estos motivos actos terribles.

Cuando florecen los “ismos” como él los llama, se evidencia un indicio de pérdida de conexión con la realidad psíquica, llevando a una masificación. Así la psique pierde el equilibrio, destruyendo su propio mundo.

De aquí la necesidad de estudiar y promover la conexión de todo ser humano con los aspectos inconscientes. Desde su visión, no solamente estos son aspectos inconscientes pertenecientes a la historia subjetiva de cada uno, sino que también se refieren al inconsciente colectivo. Si todo estudio científico se aboca a la conciencia dejando por fuera estos factores, el alcance es limitado y no se podrá avanzar en la comprensión integral del Hombre.

Los hechos psíquicos son hechos estudiables. Muchos de ellos hacen referencia a manifestaciones del inconsciente en relatos e historias de sujetos que se repiten y que constituyen una realidad que no puede ser negada. El ser humano prefiere apartarse de estos contenidos justamente porque no los comprende y porque significan un atentado a su estado racional de conciencia.

Sin embargo, de su elucidación depende la verdadera posibilidad de crecimiento de la Humanidad.

Así, como el ser humano repite lo inconsciente de manera automática, y sino concientiza lo que sea posible, seguirá repitiéndolo sin poder asequirlo ni entender porqué.

De la misma manera la Humanidad toda perpetúa actos y modos de manera automática, siguiendo en su línea la tendencia consciente e ignorándolo. Se anula así la posibilidad de verdadero cambio, porque hay un gran porcentaje de la vida psíquica, acaso el más importante, que es apartado y negado.

Categorías: General