Psicología

Inicio General, relaciones de pareja La inteligencia emocional y los vínculos de pareja.

La inteligencia emocional y los vínculos de pareja.

Publicado por Lic. Maria V.

Comprender que aquellos con quienes nos vinculamos son distintos y experimentan la vida desde su singularidad es un gran desafío.

Con frecuencia se generan discusiones por intentos de alguna de las partes de hacer entender a ese otro, de convencer, de intentar que cambie su modo de pensar o sentir.

Los vínculos saludables se basan en la comprensión de que el otro es otro, en el respeto por su perspectiva, en los límites entre ambos, que posibilitan esa interacción.

Fundamentalmente en los vínculos de pareja esta toma de posición, desde un lugar de respeto y de comprensión por la realidad distinta del otro, es esencial para poder desarrollarse y crecer como pareja y como individuos. 

Frecuentemente, al pasar tanto tiempo juntos, las parejas pueden vivenciar una sensación de fusión. Esto dificulta el vínculo, impide reconocer al otro en su diferencia y produce el rechazo por todo cambio o evolución que alguno de los miembros de la pareja quiera emprender.

En esto radica la importancia de la empatía y la inteligencia emocional al servicio de la construcción y el sostenimiento de parejas saludables. Concebir al otro en su alteridad, permite posicionarnos desde otro lugar a la hora de encarar un conflicto. La inteligencia emocional permite comprender las emociones del otro, entender el contexto que las ha motivado, y posibilita actuar en consecuencia.

Los límites saludables entre individuos, permiten que cada uno pueda vivir su individualidad, a la vez que comparte su vida con el otro. Estos límites permiten disfrutar de espacios propios, de amistades, de actividades, siendo respetadas por nuestra pareja en lugar de ser juzgadas o rechazadas.

Las parejas codependientes sienten como una amenaza todo lo que el otro haga sin su participación. Esto es propio del funcionamiento entorno a la sensación de fusión, donde el otro es yo, y yo soy el otro, todo lo que le suceda a uno tiene que ocurrirle al otro y viceversa.

En este sistema vincular, muy difícilmente se pueda crecer individualmente y perdurar en ese vínculo. Si la pareja continúa probablemente es porque se han anulado todos los proyectos o deseos individuales. 

Entender que el otro es distinto, constituye un punto clave y no tan sencillo de asimilar. La inteligencia emocional es un recurso que habilita a una mejor comprensión de esta singularidad del otro dentro de una pareja. Facilita la escucha, disminuye la competencia, y posibilita que, en su diferencia, ambos miembros puedan coexistir con relativa armonía.

Esta posición tiene mucha relación con el concepto de respeto. Si lo pensamos un poco más en profundidad el respeto por otro es la aceptación de sus experiencias, de su individualidad, de sus ideas y emociones, por mas que sean contrarios a los propios. La comprensión de esta diferencia, y la actitud que no busca juzgarla, ni censurarla, ni tampoco fusionarse a ella, es la que habilita al respeto como tal. 

La inteligencia emocional en la pareja es entonces una posibilidad de habilitar estos espacios de entendimiento mutuo, de respeto y de aceptación del otro como tal sin intención de cambiarlo. Permite generar puentes que nos interconecten de múltiples formas, pudiendo aceptar las diferencias y observar también lo que nos une, sin que un punto de vista anule o elimine al otro. Permite, además, construir proyectos juntos sobre las bases de la verdadera aceptación de la singularidad de cada uno.

 

Categorías: General, relaciones de pareja