Psicología

Inicio General Psicología Ambiental-Parte II

Psicología Ambiental-Parte II

Publicado por Malena

Tabla de contenidos de Psicología Ambiental

  1. Psicología Ambiental
  2. Psicología Ambiental-Parte II

Debemos saber que es indispensable, cuidar los recursos no renovables

Psicología Ambiental-Parte II

El hombre tiene la capacidad de conocerse y de sentirse afectado. El conocimiento y la afectividad crearán las condiciones indispensables para la formación de una imagen mental de unidad, representada por él y su entorno.

El desempeña humano será de esta forma adecuado y armonioso de acuerdo a su contexto y permitirá además una percepción global más comprensiva del mundo en que habita más allá de las estructuras de su entorno próximo.

La Psicología Ambiental trata de modificar las conductas tendientes a degradar el ambiente intentando concientizar sobre la relación vital, estrecha e indivisible entre el hombre y la naturaleza.

El stress ambiental, provocado por el clima, el hacinamiento, la decoración de los ambientes, el color de las paredes, la iluminación, los ruidos, la contaminación, el exceso de información, la falta de intimidad; afectan la salud física y mental. Los síntomas son la fatiga, la irritabilidad, la agresividad, la depresión y la confusión mental.

La Psicología Ambiental estudia todos estos fenómenos y elabora las estrategias adecuadas para proteger a las personas de los efectos del medio ambiente.

El arte del Feng Shui es una forma de atenuar los efectos nocivos del desequilibrio ambiental, según la distribución de los ambientes de una casa, los elementos indispensables que no deben faltar, y la ubicación que ocupen los objetos que rodean a sus ocupantes en el hogar o en el lugar de trabajo.

Según esta doctrina, los objetos según su ubicación pueden provocar distintos estados de ánimo y también favorecer o entorpecer el flujo de los acontecimientos.

El Fen Shui es una práctica de origen chino que significa viento y agua, que trata de armonizar la energía circundante, mediante la disposición óptima de las construcciones humanas.

La doctrina del Feng Shui se basa en la existencia de un aliento vital o Chi cuyo flujo se puede modificar según la forma y disposición del espacio, las orientaciones o puntos cardinales y los cambios temporales.

Algunos edificios famosos fueron construidos conforme a los principios del Feng Shui, como por ejemplo: el Banco de Inglaterra, la empresa British Telecom, el Museo Guggenheim de New York, el Banco de Hong Kong y el de Syhangai, entre otros.

En Oriente es una doctrina que data de tres mil años antes de Cristo y se basa en el estudio profundo de la energía de los seres vivos, los objetos, el medio ambiente, y su comportamiento e interacción.

Es un arte que se inspiró en la mitología, el Taoismo y el I Ching, pero se puede constatar que su evolución y sus postulados coinciden con algunos de los principios de disciplinas como la Filosofía, la Física, la Psicología, la Geografía, la Geología, etc.

Hoy en día es habitual recurrir a los servicios de un experto en Feng Shui en el momento de construir una vivienda o de modelar una oficina, reconociendo la efectividad de esta técnica.

Estos expertos consideran que tanto una vivienda como un lugar de trabajo tienen que contar con los cuatro elementos: agua, aire, fuego y tierra, como símbolos de equilibrio.

El ingreso a los recintos no deberán verse entorpecidos por paredes frente a las puertas que impidan el libre flujo de la energía. Se supone que esas paredes obstruyen por ejemplo el ingreso de dinero, o clientes, en el caso de lugares de trabajo, o bienes no materiales como felicidad, prosperidad, colaboración, o amor en los hogares.

Los espejos pueden representar el elemento agua, una planta representa el requisito del elemento tierra, el aire lo proporciona la buena ventilación en todos los ambientes y el fuego la buena iluminación.

Los colores de las paredes también tienen su importancia así como las dimensiones de los ambientes, la altura de los techos y la distribución de los muebles y objetos, todo lo cual debe guardar una relación de equilibrio.

El lugar donde las personas habitan o trabajan refleja de algún modo la personalidad de sus ocupantes de modo que si cambia el entorno según la técnica Feng Shui, se estará también creando la posibilidad de favorecer cambios personales tendientes a mantener una vida más equilibrada y saludable.

Categorías: General