Psicología

Inicio General Psicología Industrial-Parte II

Psicología Industrial-Parte II

Publicado por Malena

Tabla de contenidos de Psicología Industrial

  1. Psicología Industrial – Parte I
  2. Psicología Industrial-Parte II

La motivación principal para trabajar no es material, porque lo esencial para el hombre, es la realización personal.

Psicología Industrial-Parte II

Es necesario conciliar los intereses empresarios con las necesidades de los trabajadores, de manera que ambos sectores se beneficien mediante la integración del hombre con la organización.

El estudio de la personalidad, las actitudes, los valores, la conducta y la cultura a la cual pertenece todo colaborador en una organización, puede mejorar la comunicación y las relaciones interpersonales y ayudar a lograr el cumplimiento de los objetivos de un grupo de trabajo.

La personalidad humana está formada por el temperamento básico, que es innato y el carácter que es adquirido y representa el modo único que tiene cada uno para expresarse, comunicarse y asimilar las experiencias. Esta personalidad es la imagen de uno mismo que no coincide precisamente con la imagen que tienen los demás.

La conducta de una persona depende en gran parte de su forma de percibir los hechos y de la imagen que tiene de si mismo; de manera que la percepción es limitada y puede influir sobre su comprensión del otro.

No podemos controlar el comportamiento de los demás pero si los nuestros, de manera que es necesario evitar los juicios, porque tenemos la tendencia de valorar a los otros desde nuestra propia perspectiva y no poniéndonos en su lugar, sin comprar ni dejarse influenciar por las presiones del grupo.

Esas evaluaciones correctas o incorrectas que hacemos de las personas tienen consecuencias importantes para la organización.

La influencia de modelos en el aprendizaje social es lo más relevante porque suele ser muy útil en las organizaciones en la capacitación de personal.

Henry Ey define a la personalidad como una estructura que gira alrededor de un eje de valores.

Todas las personas y las organizaciones se orientan por sus valores. Los principios éticos universales y las leyes naturales son los que moralmente rigen las vidas de las personas, profesiones ú organizaciones, si desean cumplir con una misión o propósito.

Si los valores propios y de aquellos con quienes compartimos nuestro trabajo están claros, podremos comprender mejor el comportamiento individual y el de la organización.

Las actitudes son hábitos de comportamiento que se relacionan con los valores. Una actitud positiva es favorable no sólo para un individuo en particular sino también para la organización donde trabaja.

Es importante que toda empresa, para su mejor funcionamiento, le de la posibilidad a cada individuo que la integra de estar satisfecho con su trabajo, que se sienta involucrado, identificado y comprometido.

En los últimos años se ha observado un gran cambio en las organizaciones. Los especialistas que realizan trabajos específicos ya no dependen de una sola empresa para planificar su propio crecimiento, porque se han convertido en los propios administradores de sus carreras, rigiéndose por las oportunidades que les brinda el mercado laboral. No se sienten ligados a una sola institución a largo plazo, y estudian seriamente otras oportunidades más satisfactorias en otros trabajos.

Las organizaciones enfrentan actualmente el desafío de ganarse la preferencia de sus imprescindibles colaboradores, brindando las mejores condiciones de trabajo del mercado, si no quieren verse privados de los mejores recursos humanos, que pueden ser absorbidos ocasionalmente por la competencia.

En un momento histórico donde la fuerza laboral especializada es escasa, las organizaciones se disputan los mejores candidatos y son las Consultoras las encargadas de realizar los intentos de atraer a los colaboradores de la competencia con especiales ofrecimientos.

Los recursos humanos adecuados pueden cambiar la trayectoria y el destino de una empresa y la modificación de un cuadro gerencial exige, no solamente una selección sobre la base de la idoneidad profesional sino también sobre la estructura de la personalidad, las motivaciones, la capacidad de decisión, su identificación con los objetivos de la organización y su grado de compromiso.

Categorías: General