Psicología

Inicio Aprendizaje, Educación Cómo aumentar el Autocontrol

Cómo aumentar el Autocontrol

Publicado por Israel Rios

A veces podemos llegar a sentir que nuestra vida se encuentra completamente descontrolada y que las circunstancias a nuestro alrededor son un completo caos que se desenvuelven con el único propósito de acabar con nuestra felicidad.

Pero hay algo en lo que debemos de caer en la cuenta antes de que todo nos sobrepase y es entender que estas circunstancias no podemos controlarlas en muchas ocasiones pero sobre lo que si que podemos ejercer un control y debemos de hacerlo es sobre nosotros mismos, sobre nuestras reacciones, emociones, etc.

fotonoticia_20150806082933_644

El autocontrol sobre nosotros mismos no es otra cosa sino la capacidad para poder regular lo que sentimos y lo que pensamos de tal forma que a su vez nos va a permitir ejercer un mayor control sobre nuestras propias vidas y lo que podemos hacer con ellas.

Nos daremos cuenta que aprendiendo a ejercer ese autocontrol podremos conseguir que nuestras circunstancias estén más controladas y de esta forma nos demostraremos a nosotros mismos que las circunstancias que nos rodean las atraemos con nuestro estado interior.

Una persona que no es capaz de controlar su lengua es posible que sea más propensa a meterse en lios con otras personas mientras que las personas capaces de ejercer este autocontrol podrán evitar muchas de estas situaciones.

Debemos de aprender a encontrar un punto de equilibrio entre lo que deseamos y nuestros objetivos encontrando la verdadera capacidad de autorregulación.

Para ser una persona equilibrada debemos de aprender a tener un autocontrol mínimo sobre nosotros mismos, esto es muy importante.

Hay sencillos ejemplos que nos ayudarán a entender lo que estamos exponiendo. Si alguien llega al punto de querer adelgazar inevitablemente tendrá que ejercer un mínimo ejercicio de autocontrol sobre si mismo de tal forma que tendrá que controlar el impulso de comer carbohidratos o grasas así como controlar su pereza para poder salir a hacer deporte y ayudarse con la dieta.

Este es un ejemplo muy sencillo de autocontrol que debemos de ejercer si queremos conseguir algo. Sin ese mínimo autocontrol que está muy ligado a la fuerza de voluntad y a la motivación no es posible conseguir nuestro objetivo.

Desarrollar la fuerza de voluntad y aprender a automotivarnos para conseguir un objetivo es fundamental para conseguir un mínimo autocontrol en nosotros mismos.

Uno de los primeros pasos para poder empezar a ejercer el autocontrol en nuestra vida es el de tener un Hogar cuidado, limpio y ordenado que nos permita ser el refugio que estamos necesitando para empezar con estas disciplinas.

Es importante hacer una reflexión sobre nuestro día a día en el hogar, en el trabajo, con los amigos, nuestra familia, vecinos etc y poder hacer un listado de aquellas cosas que podrían estar bajo nuestro control y actualmente no lo están.

Estas expectativas deben de ser realistas de tal forma que no nos desmotivemos ante la imposibilidad de conseguir metas más altas y alejadas de nuestras posibilidades actualmente.

Empieza por tareas sencillas que tengan que ver con la limpieza y el orden en tu propio hogar. Haz una agenda con las actividades y sus horarios y no pares hasta conseguirlo.

Categorías: Aprendizaje, Educación