Psicología

Inicio Personalidad Las personalidades de Clay Tucker Ladd

Las personalidades de Clay Tucker Ladd

Publicado por Israel Rios

El psicólogo Clay Tucker Ladd nacido en el año 1931 fue un psicólogo especialista en temas de autoayuda del que vamos a resaltar su presentación de ciertas personalidades que podemos considerar como conflictivas por diferentes motivos.

Estamos hablando en concreto de 6 tipos de personalidades diferentes entre sí pero que tienen la característica común de ser difíciles de tratar y es por eso que no solo te presentamos estas diferentes formas de ser sino las claves para poder tratarlos día a día en el caso de que nos haya tocado uno de ellos muy de cerca en nuestras vidas.

personalidad_adictamente

Estas personalidades de las que os estamos hablando son:

-el compañero hostil
-el quejica crónico
-el que siempre está de acuerdo en todo contigo
-el sabelotodo
-el pesimista
-el buenazo

Con el compañero hostil debemos de seguir las normas o pautas de conducta que podemos trasladar a cualquier tipo de personalidad agresiva.

Son personas que reaccionan rápidamente y de forma violenta o desproporcionada. El trato con ellos produce un gran desgaste psicológico y emocional ya que hay que estar siempre pendiente de no ir a provocar su ira.

Debemos de ser muy diplomáticos, comprensivos y tolerantes así como seguir una serie de pautas que podemos trasladar a contextos de comportamiento agresivo de cualquier especie.

Evita gritar, mantén siempre la calma e intenta ponerte siempre en su lugar para que se sienta comprendido en todo momento.

El segundo tipo son los quejicas crónicos, personalidad que produce un gran desgaste en aquellos que tienen que soportar constantemente sus quejas y negatividad.

Las reglas de oro con los quejicas compulsivos son no sentirse culpable, no ponerse a la defensiva y no contraatacar. Estas personalidades acaban solas debido a lo difícil que es para las personas que los rodean poder soportarlos.

La tercera personalidad es la de aquellos que han aprendido a buscar la aprobación de los demás estando siempre de acuerdo con todo lo que digan. Una personalidad que cansa mucho.

Intenta hacerles ver a través de la conversación directa que pueden expresar sus desacuerdos y que no por ello vamos a dejar de ser sus amigos o dejar de apreciarlos.

La personalidad de un sabelotodo puede tener una base real, o sea, que sean verdaderos expertos en el tema que se está tratando o que no lo sean. En el primer caso tienes que luchar por no llegar a sentirte inferior que es algo que ellos van a intentar.

La personalidad del pesimista es muy destructiva ya que estamos hablando de alguien que nos puede desanimar y desmoralizar ante proyectos que queramos iniciar. Es claro que el mejor consejo de actuación ante alguien con estas características y que sepamos que tenemos a nuestro lado es no contarle ninguno de nuestros proyectos e ilusiones para que no nos los tire abajo con su pesimismo.

Por último tenemos al típico buenazo del que solo llegamos a conocer realmente que es muy buena persona pero nada de su intimidad. Si quieres conocer realmente a este tipo de personas debes de ayudarles a crear el ambiente perfecto de confianza y que ellos lleguen a entender que te interesa saber cosas sobre ellos mismo, su vida, etc.

En definitiva, podemos aprendernos estas sencillas reglas para poder convivir con estas personalidades que por uno u otro motivo son realmente conflictivos.

Categorías: Personalidad