Psicología

Inicio Psicoanálisis Caso Miss Lucy: análisis

Caso Miss Lucy: análisis

Publicado por Betina Ganim

Siguiendo con el historial pre analítico de Miss Lucy R -luego de la digresión respecto de la evolución del método que Freud iba ensayando a la vez que teorizando- Freud se dispone a eliminar esa «alucinación olfativa subjetiva» buscando el origen del suceso traumático.

Ella le cuenta que el olor a harina quemada venía de una escena en la que ella estaba jugando con las niñas que cuidaba, cocinando harina en una cocinita, momento en el cual llega carta de su madre. Las niñas le quitan la carta a la vez que la rodean jugando, y ella ahí percibe ese olor a harina quemada.

miss lucy 2

Sensación olfativa que retorna cada vez que está excitada por algunas emociones.

Es así que ella asocia que lo que la tenía preocupada en ese momento era un conflicto: dejar a las niñas que cuidaba para irse con su madre.

Y el dejar a las niñas se debía a su dimisión, ya que no se llevaba nada bien con las otras institutrices. Estas le habían ido con chismes al abuelo de las niñas, y es entonces que Miss Lucy decide renunciar a su trabajo (a pesar de haberle prometido a la madre de las niñas, en su lecho de muerte, que jamás las abandonaría)

Freud dice que ese conflicto era el que había elevado esa situación a un trauma, y la sensación olfativa era lo que perduraba -como símbolo- de aquel suceso traumático.

De todos modos, Freud no se queda conforme, y le dice que tal vez no sea el cariño de las niñas el que esté en juego… sino el del padre de ellas, de quien la paciente estaba, tal vez sin saberlo, enamorada.

Miss Lucy lo afirma; pero dice que ella había querido no pensar más en ello, porque ella era una mujer pobre y él era un hombre rico, por lo que todos se reirían de sus sentimientos.

Asocia Mis Lucy que ese amor por el padre de las niñas surgió en una amena conversación que ambos tuvieron, en la que él le confía a sus hijas, gesto en el que Miss Lucy lee una ternura que la enamora…ternura que asocia además al recuerdo de su esposa muerta (podemos ver aquí la figura de la Otra que introduce Lacan en la estrategia histérica)

El olor a harina quemada luego es reemplazado por «olor a tabaco». Aquí Freud dice que se topó con ese obstáculo clásico de las terapias sintomáticas: el de hacer desaparecer un síntoma, pero otro viene enseguida a ocupar su lugar. Igualmente continúa con su «investigación».

En una cena, al momento de retirarse las niñas a dormir, uno de los invitados quiso besarlas al despedirlas, a lo que el padre reaccionó con violencia; ella asocia en principio ese olor a tabaco con esta escena (todos estaban fumando)

Pero luego hay una escena que sucede hace unos meses -previa a estas dos escenas relatadas por la paciete- que Freud sitúa como la que tiene eficacia traumática: una amiga de la casa, besa a las niñas en la boca al despedirlas, disgusto que el padre domina en ese momento, por respeto a su amiga, pero en cuanto esta se va, el padre descarga sobre Miss Lucy todo su enojo, diciéndole que si eso pasaba otra vez, la culparía a ella (ella ya estaba enamorada de él cuando pasa esto)

Este recuerdo es el que se activa aquella vez.

Miss Lucy luego se encuentra animada y alegre, y aunque confiesa seguir amando al padre de las niñas, ya no lo padece, y lo conserva para su intimidad.

Categorías: Psicoanálisis