Psicología

Inicio Psicoanálisis La moda del «apego»

La moda del «apego»

Publicado por Betina Ganim


Hoy pensaba hablar de otra cosa, seguir un poco con las clases del Seminario 5 de Lacan, pero leí una noticia que me llevó a escribir el post de hoy.

La noticia era sobre que estudios científicos respaldan cada vez más las teorías del apego. No me voy a meter a comentar la noticia, solo quiero dar mi punto de vista, que preferí darle este marco en vez de caer solo en un comentario.

desamparo

Porque estas noticias no me son indiferentes, necesito decir algo respecto de lo que no solo creo sino que también practico: el psicoanálisis. Porque esta teoría del desapego es una teoría más sobre el tema.

Justo estoy con esta cuestión en un seminario que doy y donde hablo del Edipo, de los tiempos lógicos del Edipo, y cómo esto se ve en la práctica con los pacientes…

Quiero decir, son teorías, ahora está de moda esta teoría, la del apego y desapego. Hay que decir que antes se hablaba más del Edipo, por lo menos en Argentina, todo el mundo mínimamente sabe lo popular del Edipo: la madre, el padre y el niño…Aunque no se sabe muy bien de qué se habla cuando se habla del Edipo…

Ahora que lo pienso no sé si prefiero que se hable mal del Edipo o que mejor no se hable, porque se dice cualquier cosa a veces…El Edipo es más que el cuento que se desliza de la tragedia griega. En este mismo blog he escrito bastante sobe del tema, si les interesa, los remito a ellos.

Quería esta vez decir el apego está de moda, hay que reconocerlo, pero yo creo y trabajo de otro modo el tema, entonces quiero decir algo sobre esto.

En principio, en mi orientación profesional y clínica, no cuentan las generalidades…Es más, las generalidades son peligrosas. No todo el apego es genial, aunque no sé quién diga que dice quién de la ciencia que el apego es maravilloso.

Hay situaciones de apego que sirven y generan cosas, y hay situaciones de exceso de apego y de estragos terribles en los niños, que luego devienen adolescente y luego adultos en los que se verifica las consecuencias para cada uno de ese poco o mucho «apego».

Mi opinión es que una demanda que se responde siempre no deja lugar a que nada falte!!! No se da lugar al deseo, que es lo más importante, lo más original!! Y eso tiene consecuencias para cada uno…y no siempre son buenas.

Creo que cada uno tiene un saber hacer propio con eso, no hay nada, ni estudios «científicos», ni libros, ni otras madres, ni psicólogos, ni nada que garantice nada respecto de la maternidad…Eso se experimenta, cada uno, con cada hijo, con cada padre, con cada contexto, con el deseo que se puso en el embarazo, con las ganas o no ganas de tener hijos…caso por caso. ¿Qué estudios científicos verifican tal cosa?

Pero bueno, son teorías…yo hablo desde mi orientación y mi experiencia como psicoanalista, que es siempre la de apostar a la historia de cada uno, a cómo fue concebido un niño, si se lo buscó o no se lo deseó, tantas circunstancias posibles como personas existan…

Y también es la cuestión de lo que llamamos «goce», esa satisfacción que está en juego en todo este tema; también hay que contemplar la satisfacción que está en juego en ese contacto, en ese responder, la satisfacción no solo del niño sino de la madre… ¿Se entiende que no es tan fácil y simple la cuestión? Insisto, son teorías…que cuestiono, por supuesto porque tengo mis fundamentos, que son los fundamentos de la orientación psicoanalítica lacaniana. De ahí, caso por caso.

Categorías: Psicoanálisis