Psicología

Inicio Psicoanálisis De la rutina a la invención

De la rutina a la invención

Publicado por Betina Ganim

Bien, siguiendo con estos paradigmas del goce que nos plantea J-A Miller en su curso «La experiencia de lo real en la cura psicoanalítica», llegamos al sexto paradigma, que está articulado al Seminario 20, Aún, y al axioma «no hay relación sexual» (del que les he hablado en diversas entradas en este mismo blog, posts a los que los remito)

sem 20

Para hablarles de este sexto paradigma por supuesto que tengo en cuenta que retomen los que les transmití anteriormente. Y hay que partir de una intersección entre dos conjuntos.

En relación a los lazos sexuales, podemos decir que esta conexión entre conjuntos podríamos estipularla según un debate actual que se juega entre la rutina, lo tradicional, lo convencional; y la invención, lo nuevo, lo carente de herencias.

Lo cierto es que este sexto paradigma está centralizado en esta «no relación», que podemos considerar en confrontación con la «estructura».

De hecho, siempre que hablamos de estructuras implica tomar como determinadas ya algunas articulaciones. Hablamos de la articulación mínima S1-S2 para definir un significante (siempre en su diferencia con otro significante). Lo real lo pensábamos como eso que no cesa de escribirse; es decir, lo real en términos de lo necesario.

Es así que el Semianrio 20 de Lacan, Aun, rompe de alguna manera con la articulación necesaria que implica toda estructura, y nos dice :No hay relación»… Esa no relación hace tambalear la hegemonía estructural, donde entraba la articulación significante mínima S1-S2, la Metáfora Paterna, el Otro, el Edipo…es decir, lo estructural, lo necesario, lo que no cesa de escribirse.

En este film que nos presenta Miller con sus paradigmas a manera de fotogramas, distingue en la enseñanza de Jacques Lacan el movimiento que se da entre el significante y el goce.

Los paradigmas aparecen como un especie de escansiones que Miller hizo de la enseñanza continua de Lacan, por lo que en su exquisito recorrido, nos permite ver los virajes que se dan y cómo es que se dan.

Lacan mismo dijo que su enseñanza era más bien topológica, como si se tratara de una serie de personajes que el autor retoma, mata, revive, reformula, vuelve a relacionar, etc…

Y en esa misma manera de enseñar, podemos decir que encontramos nuestra práctica, en la que con relación a la verdad, más que trabajar con la ciencia, trabajamos con las variedades de la verdad de cada quien.

Ahora bien, siguiendo con el sexto paradigma nos orientaremos en cuanto a las diferentes «no-relaciones».

Es que en la última enseñanza de Lacan se cuestiona hasta lo indicado de operar con la palabra sobre le goce; operar con la palabra entendida como sentido.

Es que tanto tiempo e históricamente se nos fue transmitido este psicoanálisis que operaba vía el sentido y la palabra, tanta rutina en este sentido, que se taponaba la invención. Hasta que Lacan empieza a cuestionar «aquél» psicoanálisis para «esta» época…

Hoy, este sexto paradigma nos invita ¿por qué no? a la reinvención del psicoanálisis, tal como nuestros tiempos nos convocan, y los aportes de la última enseñanza de Lacan serán nuestro pivote.

FUENTE: MILLER, J-A. «El primado de la práctica»

Categorías: Psicoanálisis