Psicología

Inicio Psicoanálisis Estudios sobre la Histeria

Estudios sobre la Histeria

Publicado por Betina Ganim

En algún post he hablado sobre Elizabeth, uno de los casos que Freud nos transmite en sus historiales clínicos previos al descubrimiento del inconsciente.

En este camino que no fue nada fácil, por cierto, Freud se encontraba con pacientes como Elizabeth y como Emmy.

Hoy tomaré el Caso Emmy de N., a quien, como a los otros, tuvo que dedicarle mucho interés y mucho tiempo, pero éste particularmente.

Estudios-sobre-la-histeria

Este caso fue el primer ensayo que Freud hiciera con el método del Dr. Breuer, el método hipnótico -que luego sabemos Freud abandona, por ineficaz para el abordaje psicoanalítico.

En 1895 es cuando se publican estos «Estudios sobre la Histeria» en los cuales aparecen estos casos de los que les hablaré.

Hoy tomaré el caso de Emmy, una mujer de 40 años que Freud empieza a ver en mayo de 1889.

Emmy tenía su rostro y gestos contraídos, aunque su discurso era coherente y se notaba que era una mujer muy culta, pero ese mismo hilo discursivo se veía interrumpido por exclamaciones llenas de espanto, que servían de defensa ante las intervenciones de toda persona desconocida; fenómenos que se repetían pero que cedían tan repentinamente como aparecían, como si la paciente no se percatara de ellos. Luego Freud advertirá de la función de esas frases, a la manera de fórmulas protectoras ante recuerdos traumáticos.

Y unos «tics», un «singular sonido inarticulado»-describe Freud.

De su familia sabemos que era la décimotercera hija de catorce que habían tenido sus padres. Solo quedaban cuatro vivos. Su madre la había criado con máximo rigor aunque le dio una educación excelente.

Emmy se casó a los 23 años con un adinerado hombre de la industria, mucho mayor que ella, que había muerto hacía ya 14 años.

Con este hombre Emmy tuvo dos hijas (14 y 16 años) que estaban siempre enfermas, cuestión que junto a la muerte de su esposo, la afectaban de tal modo que ella situaba estos hechos como la causa de su sufrimiento.

Freud dice que es una paciente asequible al método hipnótico, durante el cual desparecían las alucinaciones y delirios que padecía. Al día siguiente la enferma no recordaba nada de eso.

Cuando Freud la hacía hablar en estado de hipnosis, Emmy comenzaba a recordar momentos de su infancia, momentos traumáticos que claramente se vinculaban con los contenidos de esos estados alucinatorios y delirantes.

Así va relatando momentos traumáticos de su vida infantil, y día tras día comienzan sus rememoraciones, material del que se servirá Freud para su análisis posterior del caso.

Freud va descubriendo que en la hipnosis ella sabe todo lo que pasó en la hipnosis anterior, mientras que cuando está despierta, no recuerda nada…

Ella de a poco va como apropiándose del método, dirá Freud; empieza a hablar sin que él tenga que preguntarle.

Luego Freud se da cuenta de que sus intentos de persuadirla en que le conteste lo que él quiere es en vano, y la deja hablar…

Es notable cómo Freud describe sus intentos de curarla por la sugestión…claro, esto lo fue llevando al tema de la transferencia, como así también aa diferenciar aquella de esta. No olvidemos que los casos de estos Estudios son de más de diez años antes que «La interpretación de los sueños»…

Seguiremos en el siguiente post con este caso.

Categorías: Psicoanálisis