Psicología

Inicio Psicoanálisis Lo simbólico y el cuerpo

Lo simbólico y el cuerpo

Publicado por Betina Ganim


Siguiendo con el seminario 5 de Lacan, más precisamente con la clase «Las insignias del ideal», tenemos allí un ejemplo de los puntos que quedan oscuros, después de, efectivamente, iluminar tanto con la idea de plantearse que lo decisivo es la cuestión del falo en tanto significante.

Pero, ¿por qué no pasó el brazo, la naríz a convertise en un significante?¿Por qué no eso y sí el pene? Si, podemos decir que la nariz a veces se convierte en un significante, pero si la nariz está es porque tiene una relación con el falo. Hasta el brillo en la naríz del fetichista.

interp

Y Lacan dice que ahí tenemos un tema; si no, tenemos que decir que va de suyo, que Dios lo quiso, cualquier cosa… Eso provoca los problemas de que por ejemplo: ¿hay algo en el objeto como tal, en su captación imaginaria, que facilita su paso al significante? ¿Hay algo real como órgano de goce que facilite este paso? Siempre los puntos oscuros son los que, al no poder solucionarlos plenamente con lo simbólico -porque lo simbólico tiene su falla- entra el problema de cómo articular los otros registros.

Así que después hay que estudiar el falo real y el falo imaginario también. Aquí lo que tenemos es lo fundamental para poder pensar y reconocer la dimensión simbólica del falo.

Hay que decir que en el Seminario 4 Lacan plantea la importancia de la etapa anal y oral, la gran importancia en relación a los objetos, objetos reales funcionales para la entrada de lo simbólico. Es decir, no era cualquier objeto, sino que tenian que ser deseados para poder articular los distintos momentos de la entrada simbólica

Esto podemos asociarlo en este Seminario porque propone el mismo tipo de problemas. Pero por qué lo simbólico –un simbólico mucho más complejo del que tenemos aquí, a nivel de la metáfora paterna—ha incidido en algunas zonas erógenas, qué pasa con el cuerpo, qué teoría hacerse del cuerpo. Correspondería a ese mismo tipo de problema, con algo en lo que Lacan insiste e insistirá en toda su enseñanza, que es que la base que tenemos es lo que resulta de la experiencia.

Y aun cuando sea de tan pocos casos, no se trata de ninguna cosa estadística. Después veremos, pero en psicoanálisis, sólo han salido en el estudio de los fantasmas, lo oral, lo anal, lo escópico y la voz. ¿Algo más? La voz, lo escópico.
Y no es que no se pueda plantear. Es posible que exista goce en las articulaciones pero ningún análisis ha puesto sobre el tapete algo que se pueda decir al respecto.

El trabajo de Lacan a nivel de práctica muestra que hay un nivel de satisfacción que es un poquito más que de puro principio de placer, pero no sabemos nada de eso. Así que sobre eso tenemos siempre la base de la experiencia.

Llegaré hasta aquí por hoy, pero quedan muchas más cuestiones para seguir viendo.

FUENTE: LACAN,JACQUES. EL SEMINARIO DE JACQUES LACAN, LIBRO 5, LAS FORMACIONES DEL INCONSCIENTE. ED. PAIDÓS.

Categorías: Psicoanálisis