Psicología

Inicio Psicoanálisis Neologismos

Neologismos

Publicado por Betina Ganim

Vimos en el post anterior que en relación a lo simbólico en la experiencia psicótica, ubicamos al delirio.

Que el delirio tiene una función de restitución subjetiva; podemos decir que saca al sujeto de esa muerte subjetiva de la que nos habla Lacan. El delirio da sentido, aunque es nn sentido no fálico, pero que le permite ordenarse, estabilizarse en algunas significaciones particulares.

neologismos

En el Seminario 3, Lacan -en relación al delirio de Schreber- hace referencia a «los Nervios», que ocupan una función central en su delirio. Eso que se confunde con una especia de lengua fundamental, que vincula a la lengua alemana, de la que nos testimonia Schreber.

Hasta la lectura de Lacan en los años ‘50, el psicoanálisis postfreudiano explicaba la paranoia, la psicosis en general, siguiendo un esquema según el cual la pulsión inconsciente del sujeto era una tendencia homosexual.

Si bien esta manera de pensar las psicosis era novedosa en cuanto a la patogenia, a la causa si se quiere, es un esquema que no tenía fundamentos firmes cuando se trataba de dar cuenta, de explicar, cómo es que esa homosexualidad determinaba la psicosis. Los fundamentos eran ambiguos y hasta opuestos dentro del psicoanálisis mismo, que llevaban así a dos maneras de pensar el desencadenamiento de la enfermedad:
1) como una defensa a esa irrupción homosexual. Pero plantearlo así presentaba ambigüedades en relación a la causa que generaba esa defensa…
2) la determinación de la enfermedad en un momento determinado, considerando fases de la enfermedad de Schreber; así como la relación del nombramiento de Schreber como presidente del Tribunal,y el desencadenamiento de la crisis.

Si bien se destaca la cuestión de la PATERNIDAD en Schreber -nunca tuvo hijos- en el desencadenamiento, también se toma como su causa directa la relación de Schreber con su psiquiatra, Fleschig. Es decir, se toma la transferencia como algo que lo lleva al desencadenamiento.

En este Seminario dice Lacan que si hablamos de lenguaje del psciótico -a él le gusta llamarlo «el decir psicótico»- de ese lenguaje particular del delirante, nos solemos encontrar con “NEOLOGISMOS”, que son esas palabras que cobran un énfasis especial en el decir psicótico.

En el caso Schreber tenemos un ejemplo, que es esta palabra “NERVENANHANG” («adjunción de nervios»)

Esa palabra, según Schreber, se la comunicaron «las almas» o «los rayos divinos». Se trata de palabras claves, dice Lacan, “palabras plenas”, esas palabras que en cuanto a su significación no remiten más que así mismas.

Hay dos tipos de fenómenos donde se dibuja el neologismo (que nos llevan a lo que Lacan define como palabra plena, palabra vacía respectivamente:

– La intuición: “la intuición delirante”, un fenómeno que colma, que inunda al sujeto. Esta sería la forma más plena de la palabra.

– La fórmula, es la forma que adquiere la significación cuando ya no remite a nada. Es la fórmula que se repite, se machaca con insistencia estereotipada (en el autismo existen estos fenómenos del lenguaje) Esta sería la forma más vacía de la palabra.

Pero, LO QUE TIENEN EN COMÚN ESTAS DOS FORMAS DEL NEOLOGISMO, ES QUE DETIENEN LA SIGNIFICACIÓN.

FUENTE: LACAN,J. Seminario 3, Las Psicosis.

Categorías: Psicoanálisis