Psicología

Inicio Psicoanálisis Sujeto, Persona y Ser

Sujeto, Persona y Ser

Publicado por Betina Ganim

Recordarán esta trilogía clásica que trabaja Lacan en «La dirección de la cura y los principios de su poder».

En esta trilogía que encierra la dirección de la cura, en una libertad que va disminuyendo, tenemos la cuestión del SER DEL ANALISTA, que nos dice Lacan al principio de este apartado, aparece en la historia del psicoanálisis, muy temprano, con Ferenczi en 1909.

sujeto y ser

En su trabajo “Introyección y Transferencia”, Ferenczi define a la TRANSFERENCIA COMO LA INTROYECCIÓN DE LA PERSONA DEL MÉDICO EN LA ECONOMÍA SUBJETIVA, en el sentido de lo que la persona presentifica en esa relación dual, aquí y ahora, entre el analizante y el analista. Y en forma de pregunta Lacan deja entrever que el fin de análisis para Ferenczi tenía que ver con mostrarse él mismo dividido, manifestárselo al paciente, que él, el analista como persona, sufría igual que el paciente…

Aquí quiero volver un poco a algo que también he transmitido alguna vez, y es en relación a la transferencia. Porque Lacan aquí habla del analista, en este texto los pone en el banquillo…

Pero quisiera hacer un agregado en relación al concepto de SUJETO. El sujeto del que hablamos en psicoanálisis, el que hay que hacer surgir en el espacio analítico, tenemos que tenerlo claro como concepto: no es equivalente ni al individuo ni a la persona. Las personas, sea por su presencia física o sus atributos contabilizables, tiene que ver con datos. Con datos en el sentido aristotélico del término: datum. EL SUJETO NO PERTENECE AL REGISTRO DE LOS DATOS. EL SUJETO NO ES UN DATO OBJETIVO, NO ES ESTADÍSTICO.

SINO MÁS BIEN QUE EL SUJETO SE TRATA DE UNA DISCONTINUIDAD EN LOS DATOS. LO QUE NO CIERRA, ES LA PÉRDIDA, SU PROPIA PÉRDIDA.
Entonces, como a nivel de lo objetivable el sujeto no existe, el analista debe hacerlo surgir. Es decir, que es el efecto de una decisión del analista, de un acto.

ESTA ES LA CUESTIÓN ÉTICA DEL PSICOANÁLISIS. Del lado del analista, su acto. Del lado del sujeto, su posición. El sujeto del psicoanálisis es un sujeto ético, sólo se constituye desde su posición. No es un dato objetivable.

Un sujeto ético es el que está en posición de decidir: porque alguien puede decidir olvidar sus sueños, negar, considerar lapsus como mero errores ortográficos, se trata de una decisión. LA POSICIÓN QUE SE TOMA.
Hablar de la infancia, no hablar hasta cierto momento de ciertos temas, no querer saber sobre algunas cosas, decidir no contar algunas otras, esos son decisiones; o puede pensar que eso quiere decir algo, si se olvida el facebook abierto cuando está chateando con una amiga que la esposa no conoce…EL SUJETO ES UN ERROR EN LAS CUENTAS.

El sujeto no es ontológico, no tiene nada que ver con el ser.
La ontología se ocupa del ser, y la ética se ocupa de la falta en ser.
Cuando la otra vez hablábamos de una entrada en análisis, decíamos que se trata de la introducción al sujeto del inconsciente, es decir, a la falta en ser.

FUENTE: MILLER, J-A:»Introducción al método psicoanalítico»
LACAN,J.: «La dirección de la cura y los principios de su poder»

Categorías: Psicoanálisis