Psicología

Inicio Psicología Cognitiva Ultraje al filtraje

Ultraje al filtraje

Publicado por María Gómez

Con frecuencia, nos empeñamos en ver el lado negativo de las cosas. Y si no lo tienen, ya nos encargamos nosotros de buscarlas, encontrarlas o inventarlas. Parece que nos atrae más aquello que nos perjudica que lo que nos beneficia. A veces, no actuamos con sensatez, o será que, simplemente, no sabemos hacerlo. Por eso, conocer cómo funciona nuestra mente nos pide ayudar a alejar esos pequeños desperfectos que nos dificultan la vida.

filter-192936_1280

Cuando de una manera reiterada buscamos el aspecto negativo de cualquier circunstancia, lo más probable es que estemos aplicando una distorsión cognitiva llamada filtraje. Esto es, focalizamos nuestra atención hacia todo aquello que consideramos nocivo, obviando los matices contrarios, es decir, los que refutan nuestra percepción, los positivos.

Por tanto, realizar una abstracción selectiva inunda la vida de adversidades innecesarias ya que ser ciego a las dichas y fortunas que nos pasan por delante sólo conseguirá acentuarán más este error de pensamiento y cronificarlo, siendo así su tratamiento para eliminarlo más costoso, psicológicamente hablando.

El filtraje suele llevar asociados unos mecanismos propios de este estilo de pensamiento que lo alimentan. Se suele acompañar de una tendencia a magnificar los matices negativos y a llevarlo todo al extremo tremendista. Seguro que te reconoces en este comportamiento o has localizado a alguien conocido que se ajusta a este perfil. La buena noticia es que se puede modificar esta distorsión realizando una intervención psicológica dirigida por un profesional, claro está.

El esfuerzo necesario será alto y el nivel de exigencia consigo mismo es patente ya que se requiere un cambio en la forma habitual de pensar lo que supone traer a la consciencia lo que se realiza de manera automática y desautomatizarlo. Por ejemplo, si eres de los que sienten el miedo o ven el peligro en cualquier situación, tendrás que centrar toda tu atención en todo lo que supone seguridad, despreocupación o comodidad de tal situación. Sin duda, te parecerá imposible al inicio pero cuando entiendas que eres tú quien puede controlar la mente, y no a la inversa, pronto verás los frutos de tu nuevo enfoque.

En realidad, se pretende que las razones positivas buscadas activamente superen a las negativas, al tiempo que éstas dejan de ser las primeras que afloran desde nuestro interior. Así, la visión de túnel se transforma en visión panorámica gracias a la cual podrás disfrutar de detalles que hasta ahora pasaron desapercibidos y abrirá ante ti un mundo más atractivo y lleno de posibilidades.

Igualmente, el filtraje suele ser muy utilizado al referirnos a nuestro pasado. Lo mal que lo pasamos de pequeños al frustrarse algunos deseos, lo abandonados que nos sentimos, o la desesperación y angustia de la etapa adolescente son percepciones generalizadas y, normalmente falsas, porque a grandes rasgos, las circunstancias pasadas suelen ser más `positivas de lo que creemos.

Empieza hoy desdramatizar y a buscar otro prisma a través del cual mires el mundo desde el lado positivo y sólo deteniéndote en lo negativo cuando realmente se trata de algo relevante.; ni siquiera en la peor de las tesituras, te detengas demasiado.

Categorías: Psicología Cognitiva