Psicología

Inicio Felicidad Cómo librarnos de las distracciones que nos roban la vida

Cómo librarnos de las distracciones que nos roban la vida

Publicado por Israel Rios

Actualmente la sociedad parece que está montada para tenernos absolutamente distraídos y absortos de nuestra realidad familiar, de pareja, laborar, social, etc, de tal forma que no nos quede tiempo para poder abordar de forma competente los problemas que van a apareciendo de forma inexorable y sin remedio cada día.

Además hay una ley que dice que cuando aparece un problema que merece toda nuestra atención también aparecen las mayores distracciones para que no podamos solucionarlo. Esto es lo que sucede en nuestra sociedad, un eterno problema diario al que no podemos prestar atención por las distracciones.

grandvalira_20120904_1691335138

Y lo peor no es eso, lo peor es que además no logramos concentrar nuestra atención en las cosas realmente importantes de nuestra vida. Cuantas parejas se habrán disuelto precisamente por no haber podido ser capaces de estar el uno con el otro y dejando pasar el tiempo con las distracciones de la vida. Estas distracciones no nos permiten mantener la concentración en lo verdaderamente importante de nuestras vidas.

La sociedad actual nos tiene bombardeada continuamente con estímulos que hacen que no podamos estar atentos a lo que realmente importa en nuestro diario vivir. En definitiva perdemos nuestro tiempo por culpa de estas distracciones. Esto es algo que debemos de detallar y darnos cuenta para poder corregirlo.

Seguramente nos daremos cuenta que el día tiene más horas de las que pensábamos y que sí que nos da tiempo a realizar muchas de las actividades que queremos y que por culpa de estas distracciones no realizábamos.

La tecnología actual es parte importante de la culpa por la que estamos siempre desorientados y despistados.

La atención plena en lo que estamos haciendo es una virtud digna de grandes sabios y que se promueve en culturas como el budismo en donde la concentración es muy importantes para alcanzar la iluminación. Quizás no pretendamos alcanzar esta iluminación pero sí una vida más plena y feliz por lo que la concentración es un ingrediente importantísimo para ello.

Vivimos en lo que podemos definir como limbo atencional entre el pasado y el futuro pero jamás en el presente y todo por culpa de las distracciones que perturban nuestra mente, una mente que acaba volando hacia adelante y hacia atrás en el tiempo pero que difícilmente se para en el momento presente.

Estas distracciones nos mantienen durante mucho tiempo al día en estados en los que no estamos trabajando ni tampoco estamos descansando por lo que gastamos energía y acabamos cansados pero no por lo productivo que ha sido el mismo.

Lo importante es darnos cuenta de estas distracciones, darnos cuenta de nuestros malos hábitos cada día con el ordenador, con el móvil, con la tablet, con la televisión, con la radio, etc.

Empieza a alternar momentos de concentración total con momentos de reposo total para poder ir empezando a aprovechar tu vida de forma más inteligente y sabia.

Tú debes de ser el que controle a los medios que te están distrayendo no ellos a tí. En esta sociedad prácticamente nos hemos convertido en esclavos de estos distractores lo cual es una realidad muy triste.

Categorías: Felicidad