Psicología

Inicio General Aprender a ver la vida desde diferentes ópticas

Aprender a ver la vida desde diferentes ópticas

Publicado por Israel Rios

Las circunstancias de la vida puedes ser muy diferentes o ser vividas de forma muy distinta dependiendo de la perspectiva desde donde las miremos o desde donde nos coloquemos como observadores o protagonistas.

Hay hasta tres posiciones diferentes que nos van a dar una visión mucho más general y objetiva de las cosas que suceden a nuestro alrededor y son parte de nuestra vida.

castel-del-monte

Muchas veces nos sorprende como otras personas viven una misma situación de forma completamente diferente a nosotros hasta el punto de que lo que es dramático para nosotros es un chistoso para otros o al revés lo que nos parece algo fácil de llevar es una carga pesada para otra persona.

Aquí entraría el término empatía o el saber ponerse en el lugar de los demás para poder vivir la vida como ellos la ven y poder establecer una relación más correcta con nuestro alrededor.

Pero en esta ocasión estamos intentando explicar algo para que te des cuenta de las diferentes perspectivas en las que puedes vivir una misma situación.

Hemos llegado a la conclusión de que hay hasta tres de estos puntos de vista diferentes.

La realidad que vivimos más comúnmente todos los mortales es la que podemos ver, sentir, percibir desde nuestro propio yo, desde nuestro interior. Esta visión tiene muchos filtros y a estos filtros podemos llamarles condicionantes de nuestra vida que se han ido imponiendo en nuestra psicología desde que eramos pequeños en el trato con nuestros padres, hermanos, amigos, profesores, etc.

Por esta razón básica es por la que dos personas diferentes viven una misma situación de forma diferente. Pero si queremos tener un abanico de respuestas mentales y emocionales más completo a lo que nos sucede alrededor se hace necesario que tengamos en cuenta otros dos puntos de vista que harán de nuestra vida y las circunstancias que la rodean algo mucho más objetivo.

Tengamos en cuenta que el ver la vida desde nuestro propio yo nos une a las personas que la ven de la misma forma pero nos crea conflictos con las personas que la ven de otra forma. Solo por esto merece la pena aprender a ver la vida desde otras perspectivas de una forma mucho más abierta y creemos que más inteligente además de sano a nivel psicológico.

Esta primera perspectiva es la más egoísta y es la que produce desuniones, conflictos entre personas, vecinos, amigos, países, políticos, etc.

La segunda posición es la que hemos denominado empatía y que es salir de nuestro propio yo y saber ponernos en el lugar de los demás. Esta perspectiva ayudaría a que muchos conflictos se pudieran resolver, a que hubiera más solidaridad, tolerancia y respeto, adjetivos que se necesitan mucho en nuestra vida. Algo menos de egoísmo y más empatía es la segunda perspectiva desde la que podemos ver la vida.

La tercera posición es una posición muy sabia que consiste en ser observador neutral de lo que está sucediendo. Sería como salirnos de nuestra psicología y observar de forma objetiva lo que está pasando en nuestro interior y alrededor nuestra en lugares, personas, circunstancias, etc.

De esta forma nuestro ego no tendrá ni voz ni voto y podremos tomar decisiones más correctas y sabias alejadas de los resortes que comúnmente nos mueven como son la envia, los celos, el orgullo, el amor propio, etc.

Categorías: General