Psicología

Inicio General Arteterapia: ¿Para qué sirve?

Arteterapia: ¿Para qué sirve?

Publicado por Lic. Maria V.

El Arteterapia es una disciplina que tiene como objetivo acompañar, potenciar y facilitar cambios en el individuo por medio de diversas técnicas artísticas.

Es un tipo de Psicoterapia que busca por medio de las artes plásticas recuperar o mejorar el bienestar emocional y social del individuo.

Se puede implementar con poblaciones muy diversas: niños, adultos, adultos mayores, personas con discapacidad, con autismo, individuos en condiciones de marginalidad, encierro, etc. Puede emplearse de manera individual o grupal, teniendo especial inserción en instituciones con modalidades de tipo comunitarias.

Arteterapia es un lenguaje que reconoce al proceso creativo como una parte importante dentro de la concepción de salud en el ser humano.

Si bien no decimos que el Arte cura, sí se puede afirmar que permitir el despliegue creativo establece condiciones para el desarrollo de una vida más saludable. Concibiendo a la Salud como un concepto holístico, que abarca el bienestar emocional, físico, social y espiritual de un individuo.

Concibe la creatividad como una  característica innata, y busca por medio de su despliegue, un modo alternativo de expresión y comunicación, así como también una vía de acceso a aspectos inconscientes, una mayor conexión con la noción de identidad y de seguridad en uno mismo, para poder a partir de ahí, posibilitar cambios y elecciones.

Es una práctica que hace foco en los procesos, registrando qué ocurre internamente en el sujeto que se dispone a crear.

El atravesamiento de las resistencias, el enfrentamiento con el vacío: la página en blanco, el miedo a lo nuevo y la incertidumbre, la inseguridad sobre las propias capacidades, las autoexigencias, las censuras superyoicas y la valoración de lo propio.

Todas son cuestiones análogas a las que suceden en la vida, de modo que el arte se transforma en un medio para descubrir y atravesar estos procesos.

A la vez, es un modo de permitir el despliegue creativo, que está asociado con la salud y que nos permite estar más conectados con lo que deseamos.

El arte es disruptivo y, por eso, nos ayuda a pensar “por fuera del molde”.
Incorporar recursos artísticos dentro de la rutina de nuestra vida nos muestra la diferencia y la novedad allí donde nunca creímos que la encontraríamos.

Dentro de la monotonía más sostenida, el arte, en cualquiera de sus formas, nos permite romper con eso que se repite de modo constante. Nos impulsa a poner a prueba nuestras “certezas” de lo que va a ocurrir, proponiéndonos resoluciones inesperadas.

La novedad, el juego, el dibujo, son formas de desafiar nuestras propias ideas acerca de la rigidez de un destino preestablecido.
Nos permiten observarnos a nosotros mismos y a las circunstancias de modo más flexible, observando potencialidades y nuevas oportunidades allí donde, de otro modo, veríamos resignación y perpetuación.

El arteterapia sirve a fines terapéuticos y es muy efectivo en casos donde no haya un desarrollo amplio del lenguaje, porque funciona como vía alternativa de expresión. 
Pero no solamente sirve en estos casos, sino que se emplea en el tratamiento de todo tipo de cuadros, con muy buenos resultados.

Pero además de los fines terapéuticos se utiliza como técnica en el desarrollo personal, para profundizar en el autoconocimiento, fomentando el despliegue creativo, espontáneo e intuitivo, la experiencia sensorial y el hacer como potenciador del cambio.

 

 

 

Categorías: General