Psicología

Inicio General ¿Cómo cerrar este 2020?

¿Cómo cerrar este 2020?

Publicado por Lic. Maria V.

Se acerca fin de año y, como siempre, las reflexiones o posibles balances. Pero, ¿Cómo hacerlo en este 2020, que fue tan atípico y difícil? La sensación es que la mayoría intenta no pensar ni procesar demasiado: «Que pase rápido. Cuando nos queramos acordar estamos en Enero».

Sin embargo, son los años más difíciles los que precisamente más requieren de reflexión y elaboración. Procesar las emociones, los cambios, las pérdidas transitadas durante este año no es sencillo. Y tomarse un momento para elaborarlo puede permitir que tengamos disponible luego toda la energía necesaria para encarar el próximo año.

Este 2020 estuvo cargado de aprendizajes que, si logramos visibilizarlos, nos aportarán perspectiva y nos ayudarán a evaluar qué objetivos y deseos tenemos para el 2021.

Una manera interesante de hacer un cierre de año o un balance es trabajarlo en un contexto terapéutico. En la terapia se puede evaluar lo transitado, se pueden ponderar recuerdos y situaciones significativas, haciendo hincapié en aquellos que permitieron cambios de posición o concientización de aspectos que antes permanecían invisibilizados. Todo lo que se hace en un marco terapéutico permite siempre indagar un poco más y habilitar procesos nuevos.

Si no se está transitando por este tipo de espacio, se pueden utilizar algunos recursos para hacerlo creativamente. Las herramientas creativas tienen la capacidad de ayudarnos a tramitar lo que vivimos, a expresar nuestras emociones y nuestro mundo interno. Son, además, potenciadoras de cambios y transformaciones.

Cerrar el año creativamente es una manera de simbolizar algo de lo vivido, lo difícil de nombrar, lo que pasamos por el cuerpo, lo que aprendimos, lo que transitamos con angustia, lo que experimentamos con alegría. Es una forma de manifestar cómo nos sentimos, la posición que asumimos, los deseos, las frustraciones, los límites que tuvimos que poner o los que no pusimos. Y esto habilita a encarar otros lugares a partir del próximo año.

La escritura es siempre una gran aliada en estos procesos. Escribir sencillamente sobre este año nos va a ayudar a visibilizar muchas cuestiones que quizás no teníamos presentes. Nos mostrará algunos puntos importantes, y, registrando las emociones en el proceso, podremos notar aquello que es más significativo. Donde emerge la angustia, esa es una señal de un punto nodal e importante.

A lo largo de este relato nos volveremos a encontrar con situaciones y momentos que vienen a nuestra memoria a la hora de reconstruir el camino. Es relevante que lo que aparece en el relato es ya de por sí parte de una selección, donde indefectiblemente dejamos muchas cosas por fuera. Haber seleccionado esos sucesos ya nos brinda información sobre lo que tuvo impacto y lo que nos marcó.

Asimismo, el uso del dibujo y la pintura es un gran recurso. A través de la pintura intuitiva y espontánea se puede expresar lo que aparezca entorno al tránsito por este año. Se puede trabajar con series de dibujos o pinturas que plasmen lo vivido en el 2020, haciendo foco en los colores que elegimos, el tipo de trazo, las formas que se hacen presentes. Pero, fundamentalmente, en cómo nos sentimos mientras lo hacemos.

Cerrar el año no es realmente un cierre. O, más bien, es cierre y apertura. Es fin de un ciclo, de un camino, de un pequeño-largo viaje que nos deja sensaciones, pensamientos, ideas y emociones. Conectarnos con esto es darle valor al recorrido y habilitar el próximo.

 

Categorías: General