Psicología

Inicio General El amor en los tiempos del Coronavirus.

El amor en los tiempos del Coronavirus.

Publicado por Lic. Maria V.

Reflexionar sobre el amor en estos tiempos es algo que nos convoca e incluso nos corresponde hacer. Las pautas de cuarentena afectan directamente a lo afectivo, a los vínculos, a la seducción y a la sexualidad. 

El amor entre amigos, hermanos, padres, se afecta porque la distancia implica esa falta en el contacto, en el abrazo, en la contención.

En el ámbito de la pareja específicamente, el amor es atravesado por esta pandemia tambien de modo muy directo.

Quienes convivan con su pareja no presentan la problemática de la distancia. Más bien todo lo contrario, el exceso de presencia del otro, donde habrá que sobrellevar dificultades, repleantearse modos de comunicación y respeto de espacios.

El punto está en aquellos que tienen pareja pero están lejos, o quienes estén solos y se encuentren, por supuesto, lidiando con la distancia y la imposibilidad de encontrarse, de conocer, de acercarse al otro.

¿Cómo resignificar el amor en estos tiempos? ¿Es posible reemplazar ese contacto físico directo? Las tecnologías nos acercan algunas herramientas, que no siempre cumplen con su función. En el ámbito del amor, donde la cercanía corporal es tan importante, el confinamiento desafía todas nuestras necesidades, demandas y deseos. 

¿Cómo serán los vínculos de aquí en adelante? La espontaneidad, la reciprocidad, la cercanía...

La incertidumbre que nos trae esta Pandemia no sólo incluye a lo laboral, lo económico, y lo referente a la Salud, atraviesa todas las áreas de interés del ser humano, y el amor es una de las más importantes.

El amor en estos tiempos, es el del contacto virtual, el de la postergación… tal vez el de la reflexión y el de la comunicación profunda.

El amor quizás sea tomar algo con el otro que está del otro lado de la pantalla, en ese espacio que se crea en la virtualidad, en ese submundo, esa brecha, ese intermedio entre el mundo del otro y el tuyo. En esa ida y vuelta, donde nada físico atraviesa la pantalla, pero pueden transmitirse muchas otras cosas.

Quizás es el amor que revaloriza la palabra, la seducción por la imagen, la gestualidad, la sensorialidad y la emoción. Tal vez, el amor en estos tiempos es la manera de recuperar los intercambios simbólicos. Conocer a un otro que al igual que uno está inmiscuido en pensamientos que van más allá de la satisfacción inmediata: «a donde salir hoy» o «que me voy a poner». Encontrarnos con otros que reflexionan otras cosas, o pueden pensar más allá, a raíz de esto que nos pasa.

El amor en estos tiempos puede hacer que encontremos a otros (y a la vez nos encontremos), conectándose con su intuición, o con sus aspectos creativos. Y conocerse durante estos procesos es un hito distinto. Es conocer a alguien que está desarrollando una búsqueda, o transitando una transformación.

El amor en tiempos de cuestionamientos múltiples, y posibilidad de revisión, de cambio, es tal vez el momento necesario para repensarlo. Repensar los vínculos, los procesos, los trayectos, las prioridades... Es la posibilidad de encontrar tipos de amor distintos, que surjan nuevos y que caigan otros. Con suerte, el amor violento y las modalidades patriarcales caigan, dando lugar a nuevos modos de vincularnos.

El amor que se reconstruye, se reelabora y se transforma en estos tiempos, es el que nos va a acompañar de ahora en más. Un amor dispuesto a trascender y acompañar los cambios y la evolución que permitamos como Humanidad.

Categorías: General