Psicología

Inicio Familia, General El árbol genealógico como herramienta terapéutica.

El árbol genealógico como herramienta terapéutica.

Publicado por Lic. Maria V.

El árbol genealógico es una herramienta utilizada fundamentalmente en prácticas como la biodecodificación y la psicogenealogía, entre otras. Su utilidad, sin embargo, tiene interesantes alcances en la psicología clínica, ya que aporta información y permite trabajar sobre asuntos transgeneracionales.

La elaboración del árbol genealógico es una tarea que puede ser terapéutica en sí misma, porque implica una bajada y un intento de metabolización de información sobre parientes y antepasados. Es el bosquejo de la historia, de lo que nos antecede, y ya el mismo acto, de tomar un lápiz y construir este entramado nos ubica en una posición de conciencia y responsabilidad sobre la propia historia. Es la aceptación del lugar del que venimos, y de todos los conflictos, bloqueos, mandatos, que se nos transmitieron.

Con frecuencia, sabemos muy poco sobre la propia historia familiar. Historizar es el primer paso en la construcción de la identidad y del proyecto futuro, y para eso, debemos contar con cierta información, volvernos investigadores del pasado, ya que esto nos puede dar material para el trabajo en la terapia y para echar luz sobre conflictos personales de los cuales desconocíamos su raíz.

Poder iluminar estas cuestiones es sumamente importante en el recorrido de independencia e individuación, porque permite separar lo propio de lo ajeno, y, además, porque nos hace reconocer partes de nosotros mismos que funcionan dentro de un sistema. Sistema familiar que a lo largo de los años ha repetido ciertos patrones, y que a que veces, nos dejan entrampados en ellos.

Lo familiar implica nuestra historia personal pero al mismo tiempo vehiculiza muchos mandatos culturales, y nos confronta con lo colectivo. Generaciones tras generaciones van repitiendo y poniendo en juego determinada mitología que a veces nos atraviesa sin que podamos reconocerla. Conocer el mito familiar y construir el propio son recorridos esenciales para poder vivir de modo más integral.

«No somos lo que nos pasa, somos lo que elegimos ser.» Carl G. Jung

Trabajar sobre aquello que se nos transmite es una manera de transformarlo para poder elegir con mayor libertad. Implica el reconocimiento de esos patrones o repeticiones transgeneracionales inconscientes para poder, en cierta medida, corrernos del lugar de la repetición y comprender un poco mejor lo que vivimos.

El árbol genealógico es un recurso que nos permite explorar la propia historia familiar. Construye lazos y conecta personajes de nuestro pasado cuyas vidas quizás desconocemos, pero que tienen un gran impacto sobre nuestra historia personal. Es una herramienta terapéutica y de autoconocimiento muy valiosa, que ofrece la oportunidad de ser más conscientes y reflexivos con relación a la historia que nos precede. Y, como sabemos, esto nos ayuda también a forjar el futuro.

Conocer la historia, no sólo familiar, sino también la historia que compartimos como humanidad es muy importante en la psicología. Por lo general, vamos por la vida sin tener registro de qué estuvo antes que nosotros. Muchas veces, incluso, se le resta total importancia, ubicando toda la energía en el futuro, y en los tiempos acelerados para conquistar tal o cual cosa. La historia nos ayuda a ubicar, a ordenar y a conocer quienes somos colectivamente, para poder así, elaborar quienes somos o quienes queremos ser como individuos.

 

 

Categorías: Familia, General