Psicología

Inicio General, Psicología Clínica El cuidado de la Salud Mental en el personal de Salud.

El cuidado de la Salud Mental en el personal de Salud.

Publicado por Lic. Maria V.

En estos momentos el cuidado de la Salud Mental es indispensable para todos, pero fundamentalmente para los profesionales y personal de la Salud. «Cuidar al cuidador» se vuelve hoy por hoy más importante que nunca, porque del estado de salud de los cuidadores dependen y dependerá en gran medida el estado de salud global de la población.

El personal de Salud que trabaja en Hospitales y Clínicas está pasando momentos de gran estrés y sobrecarga. En algunos países esta situación es límite, y en otros, la situación es preventiva y se espera el aumento de casos conforme pasa el tiempo. La incertidumbre, la gran dificultad para contener el avance, los recursos limitados, y la responsabilidad que se deposita en el personal sanitario son condiciones que fomentan estados de ansiedad, estrés y depresión.

Los profesionales están constantemente en contacto con la enfermedad y están acostumbrados en el medio hospitalario a lidiar con la muerte. Sin embargo, en circunstancias como la presente, donde el alcance de la pandemia no da tregua, el contexto cambia y requiere de otros niveles de contención.

Es fundamental generar redes de apoyo, y contención psicológica para los profesionales de salud, para que puedan trabajar todo aquello que se pone en juego de ellos mismos. Temores propios y relacionados con sus propias familias, conflictos personales, angustias que se suman y van dificultando que el sostenimiento que  llevan a cabo dia a dia persista de manera saludable.

Anteriormente hemos mencionado el Síndrome de Burn Out, como un cuadro de estrés sostenido en el tiempo, de gran intensidad que acarrea síntomas de depresión, ansiedad, sensación de apatía, cansancio extremo y dificultad para llevar adelante las tareas laborales correctamente. Esto es muy frecuente en el personal de salud que se encuentra con una sobrecarga de trabajo sostenida, acompañado de poca contención emocional, y un descanso insuficiente, entre otros factores. Una de las razones fundamentales que habíamos descrito en estos casos es la percepción, por parte del sujeto, de que la situación o conflictos externos superan sus propios recursos y herramientas de acción y afrontamiento.

Esta sensación de impotencia y vulnerabilidad trae consecuencias complejas a largo plazo, el rendimiento laboral disminuye considerablemente, y el individuo fluctúa por estados emocionales variables, con síntomas de ansiedad y depresión, que complican más su situación y la del entorno.

En los países en los que la pandemia ha arrasado con los insumos y sobrepasado los límites que el sistema podía contener, se manifiestan casos de este tipo en el personal sanitario. Los profesionales trabajan con desesperanza, sabiendo que la situación los supera, que están teniendo que tomar decisiones difíciles ética y moralmente, para las que no fueron preparados en su formación. 

Por esto,  es fundamental hacer hincapié en programas de apoyo psicológico para profesionales de la salud. Profundizar en el trabajo en equipo en las instituciones sanitarias, proveer de un intercambio sobre las vivencias personales a lo largo de las jornadas laborales, dar lugar a la angustia y a los duelos que deban ser necesarios luego de transitar por situaciones críticas. De ser posible, por supuesto, sostener o iniciar terapia psicológica en caso de saberse expuestos actualmente o en el futuro al trabajo en la contención de la pandemia.

La Salud Mental del personal sanitario es un asunto que debe ser considerado prioritario en el contexto actual.

 

Categorías: General, Psicología Clínica