Psicología

Inicio General El miedo a perder el control

El miedo a perder el control

Publicado por Malena


Existe la ilusión que se puede controlar todo. Sin embargo, puede ocurrirnos que si tenemos que asistir a una entrevista importante un copioso aguacero nos pueda impedir llegar a tiempo a pesar de los esfuerzos; o que si planeamos un menú para una cena no consigamos los ingredientes básicos.

Los planes rígidos raramente se logran concretar; sólo podemos desear llegar a tiempo a la entrevista y desear encontrar los ingredientes para la cena, pero no podemos forzar nada.

el superhombre

Mantener el control es una pesada carga y exige un esfuerzo permanente para no perderlo. Además, esta exigencia produce stress crónico, que está asociado con muchas enfermedades graves y hasta puede producir la muerte.

La mayoría de los ataques cardíacos son producidos por el stress. El stress se produce cuando una persona se somete a una exigencia extrema, más allá de sus posibilidades. Es querer y no poder.

El cuerpo está preparado para resistir situaciones de stress ocasionales que no lo afectan, pero cuando esta exigencia es permanente se produce un stress crónico que atenta contra el sistema inmunológico.

Una forma de liberarse de estos peligros es aprender a soltar y a no aferrarse a nada. Es inútil aferrarse cuando todos sabemos que no hay nada permanente.

La vida moderna nos obliga a imponernos metas demasiado ambiciosas y estamos convencidos que la única forma de alcanzarlas es luchar contra las adversidades que nos impiden alcanzarlas.

Es una forma de vivir que aprendimos de nuestros antiguos ancestros. Había que planificar estrategias y luchar hasta la muerte para proteger los territorios y la supervivencia del más apto era la que definía quien se quedaría con el control del poder.

La realidad nos muestra que podemos controlar pocas cosas, porque por mucho rigor que tengamos siempre queda alguna variable imposible de controlar.

Sólo nos queda aceptar las cosas como son y recién entonces, cuando nos entregamos, cuando renunciamos, se producirá un extraño fenómeno: las cosas que deseábamos vendrán hacia nosotros.

El control, el poder y la imagen están relacionados, porque el que tiene el control cree que las cosas se producen gracias a él, a su astucia, su sagacidad, su inteligencia; y somos capaces de cualquier cosa para defender la imagen, que sólo es una ilusión.

El único control que se debería ejercitar, que es el más difícil y que pocos lo logran, es el autocontrol, pero en general la mayoría prefiere dejarse llevar por los impulsos.

Actualmente, la mayor amenaza de conflicto en los hogares comienza con la lucha por el control remoto.

Un caso clínico
La paciente, una mujer de cincuenta años, viuda, pensionada, que vive sola, es derivada por su médico clínico.

Es hipertensa y recientemente sufrió un episodio vascular que le dejó una leve parálisis en su lado derecho. Recibe reeducación con buena respuesta habiendo recuperado un ochenta por ciento de sus funciones.

Me cuenta que nunca trabajó y cuando falleció su marido, ya hace unos años, lo reemplazó en sus funciones como presidente del consejo de administración del consorcio donde ella todavía vive.

Se sentía muy orgullosa, porque desde que ella asumió esa tarea el estado del edificio había mejorado notablemente.

Aunque se realizaron muchas reparaciones pendientes, las expensas no habían sufrido ningún aumento gracias a su control, que no permitió en ningún momento que se realizaran gastos sin su severa supervisión.

Sin embargo, aunque su gestión fue un éxito, decidió renunciar después de su enfermedad, porque felizmente se dio cuenta que esa actividad era la que le provocaba stress; y hasta pensó que en gran parte había sido también la causante de la pérdida de su salud por el esfuerzo realizado

Le pregunté qué le gustaba hacer, aparte de las tareas hogareñas y me dijo que siempre había querido hacer ropa para bebés, pero que por una cosa ú otra nunca había concretado ese proyecto.

La alenté para que comenzara a realizar esa actividad ni bien terminara con la rehabilitación y así lo hizo.

Hoy, es una persona feliz con su trabajo.

Categorías: General

6 comentarios para “El miedo a perder el control”


  • Mi novio tiene 35 años y toda su vida fue autónomo. Antes forjó por sus propios medios una empresa de instalaciones de servicio de gas. El es gasista matriculado. Estuvo peleando con ese trabajo 10 años, hasta que le cayeron 2 juicios por trabajadores en negro y totalmente frustrado decidió largar todo y dedicarse a lo que le gusta. Empezó a dar clases de tenis, y ahora 4 meses despues (lleno de horarios de lunes a sabado) se da cuenta que no es lo que quiere, que no se siente realizado. Sabe que por cuestiones monetarias debe seguir, lo que no sabe es qué buscar, a qué dedicarse,y como salir de la angustia de verse con 35 años, sin un titulo profesional y sin trabajo estable.

    Cual sería tu consejo?

    Excelente la pagina, los felicito!!!!
    Gracias.

  • Hola Mariana, no es lo mejor ser intermediario para ayudar a otro, porque apenas podemos con nosotros mismos y poco se puede hacer cuando el interesado no pide ayuda por sí mismo.
    No obstante, dile que complete el Test de Intereses que figura en este mismo sitio. Tienes que ir con el mouse a «General» que está en la columna de la derecha de cualquier artículo, haces click y se abre la lista de todos los títulos por orden alfabético.
    Eliges «Test de Orientación Vocacional» y lo imprimes para que él solo ponga las opciones que le resultan de interés. Después me mandas los números que eligió. Trataré de elaborar un perfil.
    Puede estar deprimido porque él debe vivir sus experiencias de trabajo como fracasos, pero no es así. Es emprendedor, consigue lo que se propone, tiene capacidad de liderazgo, ya que tuvo personas a su cargo y todavía es muy joven. Podría capacitarse convenientemente en algo que le entusiasme o estudiar alguna carrera corta con salida laboral inmediata, ya que actualmente no se consigue gente capacitada para trabajar.
    Espero la información, un beso, malena

  • la primera parte de tu articulo me recordo a mi mismo, a veces siento que hasta los jefes de uno nos tratan de verdad de matarnos, tratando de hacernos cumplir con rigor y si equibocaciones objetivos que a veces no se nos pueden dar, lo cual me ha llegado a provocar un algo grado de estres, gracias por el articulo

  • por cierto en el caso clinico que expones por que si esa mujer fue tan exitosa en su trabajo y llego a pensar que le gusta mucho eso le provocaba tanto estres

  • Hola Eduardo, cuando nuestro Ego se agranda nuestra alma se achica y nuestra tranquilidad se acaba. Tenemos que hacer lo que podemos de la mejor manera posible y con la mejor intención pero no pasarnos de los límites por vanidad. un beso, malena

  • Esta página está genial!
    Me encanta.
    Un saludo, Angelina.