Psicología

Inicio General, Psicología Transpersonal ¿En qué nos puede ayudar la Astrología?

¿En qué nos puede ayudar la Astrología?

Publicado por María Fay

Como punto fundamental debemos decir que para muchos Psicólogos la Astrología es algo que confunde, engaña y no tiene ninguna utilidad.

Desde la teoría psicoanalítica se observan todos los fenómenos metafísicos, creencias y pseudo ciencias, como intentos del Ser Humano por dar respuesta al vacío ante la ausencia de significado y la incertidumbre de no poder saberlo todo. No teniendo más validez que esto.

Y suelen desaconsejar estas orientaciones en los pacientes, evaluándolas como distracciones de los verdaderos asuntos a resolver. Pero esto, si bien ocurre, no siempre es así.

En este artículo el interés será el de establecer un lugar intermedio, mediador, que permita incorporar los saberes ancestrales de la Astrología sin por eso creer que tenemos un destino pautado, ignorando nuestras cuestiones inconscientes y nuestra posibilidad de cambiar.

Muy al contrario de lo que las posturas cientificistas quieren aseverar, muchos de aquellos que trabajan profesionalmente desde la Astrología, comprenden a sus saberes como potencialidades y nunca como determinismos absolutos. La idea subyacente es la de poder concientizar aspectos que, de lo contrario se desconocen, para precisamente a partir de ahí conducir cambios.

Si pensamos en profundidad, podemos notar fácilmente que es altamente probable que los planetas, el universo y la naturaleza toda, tengan un efecto directo en los seres humanos.
De hecho, no podemos controlarlo, la naturaleza nos excede constantemente y tenemos indicios de ello de modo muy frecuente. Sus ciclos no dependen del Ser Humano. Tienen sus propias leyes.

Siendo habitantes de un planeta dentro de un Universo tan complejo e inabarcable, sería difícil de creer que lo que ocurre en éste no tenga ningún impacto sobre nosotros.

Al contrario de lo que se cree, podríamos pensar que en la postura cientificista occidental hay un intento por negar algo lo suficientemente lógico desde el sentido común: que no somos seres aislados, por más que el lenguaje nos diferencie. Formamos parte de una naturaleza compleja e inmensa que nos excede, y el hecho de que no podamos explicar muchos de sus procesos no significa que no existan.

De esta manera, podemos tomar en consideración muchos saberes practicados y estudiados desde tiempos ancestrales, que ocuparon y aún hoy ocupan un lugar fundamental para la Humanidad, aún cuando no obedezcan al método científico.

Lo que la Astrología tiene para aportarnos es la información acerca de cómo los Planetas y el Universo pueden incidir en nuestras vidas.

Para que esta información sea útil y no perjudicial desde el punto de vista psicológico se debe tomar como datos que no nos definen; que aportan y se entremezclan con nuestras situaciones inconscientes personales, nuestras situaciones de vida y el desarrollo del psiquismo subjetivo.

La información que se encuentra en la Carta Astral de cada uno contiene muchos datos que deberán contrastarse luego con la historia singular, debatirse, cuestionarse y ponerse en consonancia con la realidad psíquica de ese sujeto en particular.

Prestar atención a las influencias de los astros, las sincronicidades, los mensajes transgeneracionales, entre otros,es abrir los ojos a un mundo mucho más complejo del de la psiquis personal, ya de por sí suficientemente complejo.

Nos vincula con nuestros ancestros, con símbolos, arquetipos y producciones artísticas. Nos conecta con otros, que forman parte de nuestra cultura y nos acerca también a culturas diferentes.

Por ser esto tan complejo es que es riesgoso. La ciencia lo rechaza y prefiere dejarlo afuera.

Podemos incorporarlo siempre que tengamos cautela y que sigamos un camino de guía responsable.

Si esta información nos sirve de excusa para no hacernos cargo de muchas cuestiones, o nos permite abstraernos y vivir en un mundo ilusorio, como ocurre lamentablemente con muchas personas que se acercan a estas prácticas; pierde total criterio, no nos aporta y es sin duda, en estos casos, desaconsejable.

Sin embargo, incorporar lo que nos brinda, llevándolo con conciencia, cuestionando y abriéndonos a observar, puede ampliar y profundizar lo que conocemos de nosotros mismos, habilitando formas nuevas y creativas de hacer, sentir y pensar.

 

 

 

 

 

Categorías: General, Psicología Transpersonal