Psicología

Inicio Aprendizaje, General Hábitos que debemos de cambiar para ser más positivos

Hábitos que debemos de cambiar para ser más positivos

Publicado por Israel Rios

Ya venimos diciendo en muchos de nuestros artículos que la vida ya nos da muchas bofetadas a muchos y diferentes niveles como para ponernos nosotros todo mucho más difícil. Estos quiere decir que la muerte de un familiar o un problema económico nos puede quebrar la vida por sí mismo pero nosotros debemos de evitar algunos malos hábitos que nos van a ayudar muy poco a pasar lo antes posible por esta situación o lo a conseguir el objetivo de ser felices sin importar lo que pase a nuestro alrededor.

aix-en-provence-161731

Estas circunstancias, evidentemente van a dañar nuestro equilibrio emocional pero tenemos que darnos cuenta de algunos hábitos en nuestro comportamiento diario que nos lleva a ser propensos a sufrir de ese desequilibrio emocional cuando nos suceden cosas desagradables.

Es por tanto necesario hacernos conscientes de algunos de estos hábitos para empezar a cambiarlos y poder tener actitudes diferentes ante la vida.

Comenzaremos con una actitud que demuestra poco empuje y actitud positiva para enfrentar cada día y es el simple hecho de arrastrar los pies y andar con los hombros caídos y mirando al suelo. Esto no solo es una actitud que es un reflejo de nuestros problemas sino que esta forma de movernos por el mundo nos atrae estados emocionales desequilibrados y negativos por lo que se hace necesario poder cambiarlos. Los gestos que hacemos son representativos de como estamos interiormente pero además pueden reforzar estos estados. De esto deducimos que es importantes corregir estas posturas para no reforzar el estado interior en el que estamos. Esto está demostrado.

El fotografiar todo el tiempo con las cámaras que ahora están tan incorporadas a nuestra vida a través de nuestros móviles es otro síntoma de desequilibrio emocional en cierto aspecto y un hábito que debemos de corregir. Hay estudios que demuestran que las personas que toman fotografías sin parar en un Museo les cuesta más recordar lo que han visto mientras que las que no lo hacen tienen un recuerdo más vívido y mejor. A través de las lentes de estas cámaras se ve más oscura nuestra realidad por lo que es conveniente vivirla en el momentos sin hacer tanta foto.

Otro hábito importantes que hay que cultivar es el de pasar tiempo de calidad con nuestros amigos, pareja, familia, etc. El estar tanto tiempo solo nos ayuda a tener un desequilibrio emocional que con buena compañía se vería amortiguado.

Las nuevas tecnologías están arruinando el equilibrio emocional al que nos referimos por ejemplo a la hora de estar todo el tiempo pendientes de nuestros teléfonos móviles. Hay una estimulación continua por parte de estos dispositivos con las continuas notificaciones que nos traen de tal forma que vivimos en continuo estado de alerta y pendientes de nuestros móviles. Este hábito tiene que desaparecer para reencontrar el equilibrio emocional.

El efecto multitarea o estar en varias cosas a la vez es otro de los grandes motores del desequilibrio emocional en nuestra civilización. No debemos de dejarnos arrastrar por ello. Haz una cosa bien concentrado y cuando la termines comienza con la siguiente.

 

Categorías: Aprendizaje, General